Los “migueles” Hidalgo de Pénjamo

Pénjamo, Guanajuato.- Representan al mismo célebre personaje de la Independencia de México, Miguel Hidalgo y Costilla llamado “El Padre de la Patria” pero lo cierto es que ninguno de estos monumentos que podemos apreciar en Pénjamo y Abasolo se parecen en nada.

En Pénjamo existen cuatro monumentos en honor al Padre de la Patria, Miguel Hidalgo quien fue un hombre que a través de su trayectoria como sacerdote especialmente como uno de los libertadores de México, nació y pasó su infancia en Corralejo, lugar en el que se encuentra uno de los tres monumentos de mayor representatividad en la localidad.

Éste, fue inaugurado el 15 de mayo de 1961 mide 13.5 metros y fue elaborado gracias a que maestros de Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación donaron un día de su salario.

La obra fue impulsada por el actor y comediante, Joaquín Párdave y a la fecha ese monumento se ubica en la enorme propiedad denominada “Hacienda de Corralejo” que para 1826 ya constituía un enorme latifundio formado por 65 sitios de ganado mayor, uno de menor y 2200 caballerías de tierra.

Otro de los monumentos fue realizado por el escultor, Jorge González de la Parra Yrigoyen, quien  detalló en una entrevista realizada hace cinco años, que en la realización del monumento a Miguel Hidalgo en el año 2000 y actualmente instalado en medio de los carriles de circulación en la carretera federal 90, frente al poblado de Corralejo, lo tuvo que realizar en dos meses.

La obtención de recursos, fue muy detallada que la obra final, quedó diferente a la original por que se tuvo que hacer en un tiempo record, en el que los fundidores de bronce iban realizando el trabajo en partes, por lo que la cabeza quedó algunos centímetros más grande a la réplica original.

El monumento a Miguel Hidalgo, mide 8 metros de altura desde los pies hasta la cabeza y es una de las obras más representativas en el Estado por el simbolismo que guarda el padre de la patria en México, según el escultor no quedó conforme con el resultado final, sin embargo dijo sentirse satisfecho porque hay una obra que se ha convertido en un ícono para la entidad.

Del tercer monumento ubicado en la zona centro de Pénjamo, existe un Miguel Hidalgo muy distinto a los otro dos, pues este a diferencia de sus réplicas que se distinguen por una figura estilizada con un simbolismo de fuerza y victoria; el del centro usa sombrero, un abrigo y no parece Miguel Hidalgo; de este último no se tienen mayores datos sobre su creador.

La cuarta estatua es la “Gloriosa Libertad” la cual estuvo abandonada durante varios años y que ha sido recuperada por la administración actual, fue restaurada y colocada en el patio principal de la Presidencia Municipal para ser admirada.

Esta estatua tallada en madera fue donada en el 2010 por el motivo del Bicentenario por el entonces gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez.

La figura ha sido restaurada por el autor de la obra, el escultor José Manuel Centeno Hernández originario de Apaseo El Alto, por lo cual el Municipio pagó una cantidad de 220 mil pesos aproximadamente.

En el 2010 el entonces ex presidente municipal, Eduardo Luna Elizarrarás recibió la estatua tallada en madera, la cual representa el rostro de Miguel Hidalgo y Costilla en el cuerpo de un arcángel con el estandarte de la Virgen de Guadalupe, sin embargo la figura no tiene ningún parecido al Padre de la Patria.

Posteriormente fue retirada y resguardada en corralón donde se fue deteriorando por las inclemencias del tiempo, sin encontrarle un lugar final para instalarla. Fue hasta la actual administración municipal que se mandó restaurar la obra y hoy se puede observar en el patio de la Presidencia Municipal.

 

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button