Los hombres también lloran; bombero de Irapuato listo para cubrir la Navidad

Irapuato, Guanajuato.- Para Serafín Zavala Arroyo de 52 años, ex militar retirado y actualmente bombero, relató que hay ocasiones en que los hombres también lloran por situaciones en las que la ayuda es tardía y el llanto especialmente de un niño se apaga con las llamas. En Navidad a él, como a otros de sus compañeros estarán trabajando, pues en sus labores como bombero no hay tregua.

El irapuatense con 11 años como bomberos asalariado, dijo que es una alegría salvar una vida, ingresar a una casa y rescatar a una persona, terminar cansado, sudado y sucio, pero el resultado es la satisfacción de ayudar.

¿Por qué escogiste ser bombero?

Porque en ocasiones, cuando estamos fuera de lo que es bomberos nos llama la atención, cuando nosotros vemos  una unidad de bomberos fuera en un servicio, nos gusta ver a la gente, entonces nos llaman la atención algún día ser bombero y el día que se nos presenta, ahora sí que estamos agradecidos de pertenecer al cuerpo de bomberos; entonces dije aquí mero es mi lugar”.

¿Cuál ha sido el momento más difícil?

Tengo algunos recuerdos de servicios, donde si me siento demasiado mal, inclusive en ocasiones, me han hecho llorar; dicen que los hombres no lloran, eso no es cierto, también los hombres lloramos, porque hay cosas que nos conmueven bastante que nos duelen; una ocasión de un incendio, donde murieron dos niños, dos pequeños; en esa casa a nosotros nos reportaron un incendio en esa casa, estaba totalmente consumida, inclusive había dos camas; entramos había un tanque tirado,  sacamos el cilindro; un compañero comenta tenemos dos muertos, entonces si tenemos dos niños, estaban ahí, me resistía a creer a todos en ese momento nos dio coraje, tristeza, ellos no se pueden defender”.

En Año Nuevo, Serafín, va a trabajar, aunque en esa noche va a realizar una cena con sus compañeros a fin de poder convivir, meditar y en caso de ser necesario, auxiliar en cualquier situación que lo requieran.

Alguien tiene que hacer el trabajo, no podemos darnos el lujo de descansar, sea Navidad o Año Nuevo, pero tenemos la dicha de estar con la familia en una de las dos ocasiones; nosotros quisiéramos estar en el momento del lugar no tanto por las pérdidas materiales, no sabemos si hay gente atrapada o no, entonces se nos viene a la mente si hay gente en el interior, vamos a estar a tiempo para salvarlos” Serafín Zavala Arroyo de 52 años, ex militar retirado y actualmente bombero.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close