“La niña de los milagros” se aparece en el panteón

La tumba de la Blanquita Córdoba Razo es una de las más visitadas por su leyenda y sus milagros concedidos a mucha gente

Irapuato, Guanajuato.- Una de las leyendas más conocidas dentro del  panteón municipal es la de la Blanca Córdoba Razo “La niña de los milagros”, quien desde hace 49 años se encuentra sepultada en este santo recinto, ella falleció de leucemia y tanto familiares como visitantes cuentan que la niña se aparece en el panteón y ha hecho muchos milagros a las peticiones de la gente que llega hasta su tumba a visitarla.

En este Día de Muertos, los señores Córdoba Razo papás de Blanquita visitaron la tumba de quien era su tercer hija y a quien recuerdan con mucho cariño y de quien tienen gratos momentos.

Día a día la tumba de Blanquita tiene  comida y los juguetes que más le gustaban, y hoy en estas fechas tan representativas para los mexicanos como es el Día de Muertos, su tumba lució decorada con flores de cempasúchil, papel picado, incienso y veladoras.

María Guadalupe Razo Rosas, madre de la pequeña Blanquita “La Niña de los Milagros” dijo que la historia de su hija ya se encuentra dentro del libro de leyendas que se vende en los puestos de revista.

“Nosotros siempre venimos cada ocho días y cada 22 de cada mes que es la fecha en que falleció, nosotros amábamos mucho a nuestra hija y ella por igual a nosotros, siempre estuve firme cuando ella estuvo enferma y ahora seguimos firmes viniendo a visitar su tumba” dijo la mamá de Blanquita.

“La niña de los milagros” como es conocida en este panteón, dicen que ha cumplido varios milagros a mucha gente que ha venido a realizarle sus peticiones es por ello que siempre tiene flores en su tumba o juguetes, porque la gente le deja en agradecimiento.

Cuenta la leyenda que en ocasiones la niña se aparece y va jugando con una muñequita, algunas personas la han visto caminar por las tumbas de este panteón a quien dicen ven muy feliz y sonriente.

En otra ocasión se vio a la niña corriendo por el panteón quien iba cantando los Claveles morados y llevaba en su mano una muñequita.

Por su parte los padres de Blanquita comentaron que también ha sido intercesora a través de Dios para salvar vidas y curar a otros enfermos, y uno de los casos es cuando otro de sus hijos se enfermó y fue detectado con el mismo diagnostico que su hija y al volver a realizarle otros estudios los doctores les dijeron que no tenía nada que era un milagro que hubiesen desaparecido todo mal de su cuerpo fue en ese momento cuando los padres de blanquita dijeron que su hija les había hecho el  milagro, porque le pidieron a ella y a Dios para que les hiciera el milagro.

Sin embargo la familia Córdoba Razo sigue conservando la tradición de Día de Muertos y cada 1 y 2 de noviembre decoran la tumba de su hija y le traen sus juguetes que más le gustaban y su comida preferida.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba