Joaquín Pardavé el penjamense que dejó un legado entre sus obras

Monumento a Miguel Hidalgo, Ya Vamos llegando a Pénjamo, herencia de Pardavé

Pénjamo, Guanajuato.- Joaquín Pardavé Arce, es un ícono del cine mexicano y la cultura, con una carrera brillante como actor y compositor e incluso de una misteriosa leyenda alrededor de su muerte, pero especialmente por ser de Pénjamo.

El actor nació en Pénjamo en el año de 1900, fue el mayor de tres hijos, procreado por el famoso actor Joaquín Pardavé y la sobresaliente cantante de zarzuela, Delfina Arce.

Joaquín Pardavé consolidó una carrera brillante gracias a su intervención en cientos de películas y composiciones musicales, destacando en Pénjamo por varias acciones que siguen perdurando y que a la fecha son palpables.

Joaquín Pardavé fue pionero en el proyecto del monumento a Miguel Hidalgo que se ubica en Corralejo, tierra donde nació.  Aunque el artista penjamense ya no pudo ver culminada esta gran obra de 13.5 metros de altura, fue pagada con un día de sueldo de los maestros de todo el país.

Otro de las situaciones que siguen perdurando en Pénjamo es el lugar en el que nació, algunos aseguran que fue en un conocido hotel ubicado en la calle Aldama, donde se conserva una placa aludiendo que estuvo ahí el actor.

Joaquín Pardavé como un enamorado de Pénjamo, logró que el cantante y famoso Pedro Infante, tocará la canción “Ya vamos llegando a Pénjamo”, que hizo famoso al municipio por la entonación, situación similar que realizó Juan Gabriel al tener en su repertorio “Que me sirvan las otras por Pénjamo.

Hoy en día Joaquín Pardave, fue reconocido a través de un monumento en su honor que fue edificado en una de las entradas del municipio, donde en el año 2016 una glorieta lleva su nombre.

 

Articulos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar