Un héroe en el agua que seguirá «ayudando en el cielo»: bombero de Irapuato

Irapuato, Guanajuato .- Miguel Ángel, hermano de Iván Mejía Rodriguez, bombero ahogado en el río Silao cuando trató de salvarle la vida a un menor de 12 años, hoy le dice adiós.

El cuerpo de Iván fue velado este miércoles en la estación de Bomberos por sus papás, hermanos, familiares, amigos y compañeros de trabajo, así como autoridades municipales encabezadas por el presiente municipal, Ricardo Ortiz Gutiérrez, quienes montaron  una guardia de honor.

Con lágrimas y llanto pero también  con buenos recuerdos, grandes anécdotas y palabras de amor le dicen adiós a un héroe, que seguirá ayudando desde el cielo.

«Él era muy risueño, una gran persona, era alguien a quien admiraba», expresó Miguel Ángel quien también es bombero-paramédico.

Iván Rodriguez tenía 25 años, era soltero, uno de tres hermanos. Se íntegro al cuerpo de Bomberos de Irapuato el 21 de septiembre del 2011.

«Yo también soy bombero, hicimos muchos servicios juntos, tenemos muchos recuerdos juntos» dijo Miguel Ángel.

Las últimas palabras que compartieron los hermanos fueron «nos vemos, te quiero mucho, cuídate y nos vemos pronto».

Sus compañeros de trabajo también recordaron a Iván como un bombero entregado a su trabajo y una gran persona.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba