Habitantes de la Cuna del Cura Miguel Hidalgo, opinan sobre el tradicional Grito de Independencia

Pénjamo, Guanajuato.- El mes patrio está en curso, estamos a 4 días para que tradicionalmente alrededor de toda la república mexicana se festeje el Grito de Independencia, principalmente en la zona centro de diversas ciudades que siguen esta tradición a cargo de sus Presidentes municipales. Notus acudió a la ciudad de Pénjamo, Guanajuato, cuna del padre de la patria, Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla y Gallaga Mandarte Villaseñor, para preguntar a sus habitantes, ¿Qué representa para ellos el grito de independencia? y ¿Cómo es que lo festejan?.

Paulina Zabala dijo que el significado de esta fecha es la independencia de México, libertad para los mexicanos que adquirieron mayores beneficios luego de ese movimiento, asimismo dijo que lo festeja en compañía de sus familiares, antojos mexicanos, viendo el desfile y dando el grito de independencia.

Por su parte el joven Donaldo André mencionó que es un fecha muy importante para él en lo personal, pero también para todos los mexicanos, “aparte de que se diviertan y se aloquen todos, creo que debería ser un tema más tradicional, no tanto la borrachera y el grito” dijo. Además mencionó que se siente orgulloso de ser originario de Pénjamo, Guanajuato, cuna del padre de patria, pero a que a la vez siente un poco sentimiento, pues en su opinión los habitantes muchas veces no representan al municipio como debería de ser, pues no se enfocan en el verdadero significado. Donaldo dijo que el festeja esta tradicional fiesta en compañía de su familia con platillos mexicanos, “ya en la noche a dar el grito con los amigos, ahora si a alocarse todos”.

Sabías que…

Miguel Hidalgo, el iniciador de la Independencia de México, nació en la Hacienda de Corralejo, en Pénjamo, Guanajuato, el 8 de mayo de 1753. A los 12 años se marchó a Valladolid (hoy Morelia) a estudiar con los jesuitas, pero al ser estos expulsados en 1767 ingresó al Colegio de San Nicolás, en esa misma ciudad, donde estudió teología, filosofía y artes. Ahí, sus compañeros lo apodaron “El Zorro” por su sagacidad y astucia. Además de latín, francés e italiano, aprendió el náhuatl, el otomí y el tarasco. Recibó las órdenes sacerdotales a los 25 años.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close