Guanajuato “en riesgo” por ola de violencia en Michoacán: Obispo de Irapuato

obiscpo-irapuato

“Estamos en riesgo porque estamos muy cerca” así respondió el obispo de la Diócesis de Irapuato José de Jesús Martínez Zepeda, al ser cuestionado sobre la ola de violencia que se vive en Michoacán y la posibilidad de que se filtre hacia Guanajuato por ser un estado limítrofe.

“Dentro de todos los estados es blindarse contra esa violencia en Michoacán pero muchos son escépticos de que lo logremos”, señaló.

Guanajuato está en riesgo por los límites que hay con el estado michoacano, entre ellos la zona de Santa Ana Pacueco, donde últimamente ha habido, así como la cercanía que hay con La Piedad, comentó.

El Obispo de Irapuato puntualizó que se ha rebasado la seguridad en el país, “el gobierno federal tomó un actitud de ya no vamos a hablar de esto, vamos a retirar la Policía Federal, vamos a retirar el Ejército porque eso fue un error, y bueno ya viene el error, el error es que se les ha salido completamente de control Michoacán”.

Mencionó que “Michoacán es muy especial por los gobiernos que ha habido, la educación que han recibido y la formación política que se ha infiltrado”.

Sobre la posición que han tomado las autoridades del gobierno michoacano dijo: “Una de las tácticas es no hablar de la violencia, ocultarlo, porque esa ha sido la política federal hasta ahora, pero no soluciona nada no hablar, no permitir los comentarios, pero la realidad ahí está, sin solución y empeorando”.

En su mensaje de este domingo Martínez Zepeda llamó a “hacer alianza, a traducirse en pacificación de nuestros ambientes; nuestro compromiso cristiano al menos en nuestras familias, luchar por desterrar la violencia intrafamiliar, las palabras ofensivas y violentas y le pedimos al señor nos cambie el corazón, para que en ese sentido la fraternidad nos puede ayudar a reconquistar la paz”.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba