Exceso de calma del gobierno de López Obrador ante la emergencia por coronavirus

El Presidente insiste en restarle importancia a la pandemia e insiste en criticar a los “conservadores”

En tanto que los países del mundo aplican estrictas medidas de contención y enfrentan en serio al COVID-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene como blanco de sus ataques a los “conservadores” como califica a medios de comunicación y políticos de oposición que le reclaman tomar en serio la pandemia.

El presidente insiste en restarle importancia a la emergencia, llama a la calma y a confiar en su gobierno y mantiene su postura de negarse a recurrir a los mercados internacionales para resistir el desplome del peso o intervenir en la caída de los precios del petróleo.

Se niega además a adoptar un plan de beneficios fiscales o subsidios para paliar los efectos de la pandemia en la economía mexicana, esta actitud se ha mantenido hasta ayer cuando el dólar superó los 25 pesos en un claro desplome de la moneda.

Y mientras en su conferencia mañanera intentaba abordar sus temas prioritarios como el sorteo del avión presidencial o los proyectos de infraestructura conferidos mayormente al Ejército, tanto empresas como gobernadores y los poderes Judicial y Legislativo lo rebasaron al adoptar por su cuenta medidas de contención.

Mientras López Obrador se resiste, empresas de todo el país, y organismos civiles redujeron sus actividades, bajaron cortinas, y aplicaron suspensión de actividades, lo que obligó al sector Salud a adelantar la fase 2 de la emergencia.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación fue la primera en suspender actividades del 10 de marzo al 19 de abril, se suspendieron también los plazos procesales, le siguió la Cámara de Diputados, la de Senadores cerrará el martes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba