Estudiante de la UG comparte su ser a través de la danza

Guanajuato, Gto.- Alejandro Espinosa, estudiante de la Licenciatura en Artes Escénicas de la Universidad de Guanajuato ha dedicado gran parte de su vida a la actuación y la danza, siendo ésta última la disciplina en la que encuentra una forma de compartir su ser con otras personas.

“Estar bailando o actuando en el escenario, para mí significa compartir tu ser con otras personas, intercambias y sientes muchas cosas”.

Actualmente, estudia el 7.° semestre de dicha licenciatura en la División de Arquitectura, Arte y Diseño del Campus Guanajuato; sin embargo, su gusto por actuar empezó a los 12 años y a los 17 incursionó en el mundo de la danza.

Desde entonces a la fecha, el universitario encuentra en el baile una forma de conectar sus sentidos con otros bailarines, pero también con el público, además afirma que le ha permitido financiar parte de sus estudios, con lo cual “se rompen los mitos de que los artistas se mueren de hambre”.

El joven artista explica que la danza como arte, “es un medio para unirnos todos como seres humanos”.

Y es que en su experiencia dice, “cualquier ser humano se puede mover y todo movimiento puede llegar a ser dancístico si tiene una técnica o un por qué existir, entonces es como una gran fiesta (…) es contacto con el otro cuerpo, pero intercambias muchas cosas”.

En este sentido, afirma que haber elegido a la Universidad de Guanajuato para realizar sus estudios fue un gran acierto ya que le ha abierto puertas y permitido explotar al máximo sus cualidades actorales, pero sobretodo las dancísticas.

“Ser parte de la Universidad de Guanajuato es grande, lejos de servir a una institución, nos dan un gran apoyo para nuestro desarrollo académico y como personas, te proporciona una cercanía a todo y con el mundo laboral se abren grandes oportunidades y contactos”.

En este sentido, agrega que, “todos los contactos que he logrado conseguir y que me pueden ayudar en mi carrera a futuro se han dado al ser parte de la Universidad de Guanajuato y el apoyo que nos dan para irnos de gira y presentarnos en otros lugares y otros estados”.

Algunas de las obras en las que ha participado tanto de actor como de bailarín en los últimos años son: “Ángeles Arribando”, “Por el Filo del Descanso”, “El Juego del Alebrije” y “Entre Pedro Páramo y las láminas preciadas del sueño”.
Particularmente considera que las obras que más le han marcado hasta ahora son: “Otelo”, cuya presentación le permitió pisar el Teatro Juárez en Guanajuato capital; “Todo Puede Ser” que se presentó en la 44 edición del Festival Internacional Cervantino y “Mentes Fragmentadas”, obra que se ha presentado en México y en España.
Debido a su trayectoria, empeño y pasión por su carrera, Alejandro Espinosa se hizo acreedor al Premio Municipal a la Juventud 2017 en Guanajuato capital, dentro de la categoría Expresiones Artísticas, lo cual explica, “es una gran motivación”.
Finalmente, recomienda a todos los jóvenes que quieren estudiar artes, “que no se desanimen, luchen y si lo que realmente quieren es dedicarse al mundo del arte en cualquiera de sus expresiones, tienen que estar ahí y luchar, habrá pleitos y peleas, pero siempre encuentras las razones y las personas que te van a apoyar para seguir por este camino”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button