“El sueño americano no existe, yo ya lo viví”

“Cualquiera le teme a la bestia, a algo tan grande que en cualquier momento te puede hacer pedacitos”, dijo un penjamense que pasó 10 años encarcelado y otra vez quiere volver a los EU

Margarita P. Arton.

Irapuato, Guanajuato.- Jesús originario de Pénjamo, estuvo 10 años de su vida encerrado debido a problemas que le trajeron ciertas decisiones “la mitad de mi vida por meterme en negocios que no debía de haber tratado, negocios de droga”, comentó el señor Jesús.

Arrepentido reconoció que si pudiera hablar con su yo del pasado le diría muchas cosas “que no hiciera esto, que no hiciera aquello, yo ya había pasado por esto y no, es una vida muy fea” dijo.

Presuntamente humillado en el proceso de encarcelamiento mencionó que estuvo un tiempo encerrado en México y que lo demás lo hizo en Estados Unidos “estuve aquí un tiempo y me fui a Estados Unidos, ahí es donde más tiempo los hice” expresó el hombre.

Jesús aseguró que en todas las cárceles se les trata igual “es igual la cosa en cualquier cárcel estando encerrado ya estás en el poder del gobierno y de los guardias y te van a tratar como ellos quieren, son sus reglas y tienes que obedecer y si no sus consecuencias”

A pesar de las carencias que pudieron sufrir sus dos hijos, ahora mayores, el migrante Jesús dijo estar orgullosos de ellos, que cada uno tiene su profesión y pudo realizar lo que querían “si me da orgullo que llegaron a ser lo que ellos quisieron, mi hijo mecánico automotriz y mi hija psicóloga es lo que digo, pues ahí por lo menos no falle mucho, porque si los atendí en lo que pude” externó.

Jesús busca llegar hasta Tijuana aseverando que el “sueño americano” no existe “ya sé que es el sueño americano, es nomás un sueño, palabras que están entre paréntesis, ya no existe eso”.

Recluido la mayoría de su estadía en Estados Unidos apenas lleva 5 años en Guanajuato desde su deportación “me deportaron y llevo cinco años en Guanajuato”, dijo el migrante.

Teniendo conciencias del peligro que es subirse al tren y el miedo que le causa, busca llegar a su destino en otro transporte “si se puede mejor de otro modo sería mejor, porque veo que el tren es muy peligroso; si le tengo miedo, cualquiera le tiene miedo a algo tan grande que te puede hacer pedacitos en cualquier ratito” compartió.

Y finalizó diciendo que nunca hubiera expuesto a sus hijos a una vida tan complicada como lo que es la migración “no, yo no expondría a mis hijos así, porque sé lo feo que es el camino. También he estado en esos caminos y está feo, te asaltan en el camino, te golpean, para poner a mis hijos en eso no, yo no los pondría en esa situación, está feo” aseguró.

“Si ya están decididos y no puede detenerlos nada, nomás que Dios los bendiga y se cuiden mucho porque esta peligroso el camino”, concluyó el penjamense.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button