El poder de la enseñanza del idioma inglés en Huanímaro

El profesor Hildeberto Espinoza, lleva 8 años impartiendo clases de inglés en distintos centros de enseñanza de Huanímaro, cientos de niños han pasado por sus aulas, sintiéndose orgulloso y satisfecho del trabajo logrado con cada uno de ellos

Huanímaro, Guanajuato.- Hildeberto Espinoza Martínez, 44 años de edad, es un orgulloso maestro de inglés, que por 8 años ha laborado en el sistema educativo para el municipio de Huanímaro.

Cabe destacar que el profesor comenzó con su carrera como docente en el año 2013, impartiendo clases en colegios privados como el Juan Pablo II y Sor Juana Inés de la Cruz, posteriormente en el 2014 trabajó en escuelas estatales, tales como la Escuela Primaria Urbano no.1, Constituyentes del 57″ y en la escuela primaria rural Miguel Hidalgo en la comunidad de Joroches del mismo municipio.

Es importante mencionar que el profesor, tuvo incursiones en otras instituciones como CECYTEG y la escuela primaria federal Revolución.

El maestro Hildeberto, nos regaló una pequeña entrevista, donde nos contó un poco de lo vivido a través de su profesión.

¿Cuál fue el motivo para elegir la carrera de maestro?

Bueno, en este caso creo que la profesión me eligió a mí, dado a que tengo el conocimiento del idioma, varias personas me propusieron sacar los permisos y certificaciones que pide Secretaria de Educación para impartir clases del idioma inglés, además de la facilidad de comunicación entre los alumnos de pequeñas edades hasta personas adultas y así poder compartir y pasar mi conocimiento de esta lengua que cada día se vuelve más importante en la vida cotidiana.

¿Qué satisfacciones te ha dejado ser maestro?

Las satisfacciones como maestro, son inmensas y variadas, desde un simple saludo de los pequeños alumnos, donde se ve las metas cumplidas, hasta alumnos que salen a estudiar fuera y me dan la satisfacción de que la enseñanza que les imparto ha sido de gran ayuda para ellos, creo que la satisfacción mas grande es cuando los alumnos saludan y dan las gracias por las enseñanzas y se acuerdan de uno.

¿Qué es lo más difícil de ser maestro?

Difícil, pues no digamos que difícil, mas bien lo llamaría laborioso, En mi caso, el ser maestro de inglés, me da la oportunidad de no solo impartir clases a un grupo, si no a varios, he tenido hasta 16 grupos por ciclo escolar y de diferentes grados y se torna laborioso todo el trabajo por hacer para las diferentes edades, pero el cariño, las ganas de impartir clases, aplicando correctamente las estrategias didácticas, aprendizajes esperados y prácticas sociales adecuadamente para los diferentes alumnos, no se van.

Una experiencia agradable en sus años de servicio

Algunas de las mejores experiencias como maestro, es ver reflejado el trabajo realizado con los alumnos en competencias del idioma con otras escuelas, la escuela Constituyentes del 57″, siempre, desde que he desempeñado mis labores en la institución ha competido anualmente en el concurso llamado, «Spelling Bee», competencia que consiste en pronunciar y deletrear correctamente palabras en inglés, en la cual los alumnos siempre han sobresalido y ganado los primeros lugares, son experiencias positivas, de buen sabor tanto para uno de maestro como para los niños concursantes.

¿Cree estar cumpliendo los objetivos con sus alumnos?

Si claro, la materia que imparto es de mucho interés y se cumplen los objetivos planeados, sin embargo, el contexto cultural de la región da el resultado de que se practique poco a nivel social y solo se aprovecha en el ámbito escolar.

¿Cuál es su reacción al ver a todos los alumnos realizados?

Una reacción positiva, de alegría al ver que los alumnos salen de la escuela mejor preparados, platicar y que te cuenten que sí es mejor tener la práctica del inglés desde nivel básico, agradecimiento de padres de familia, compañeros maestros y alumnos, es una satisfacción y orgullo inimaginable.

Para concluir, un mensaje a todos los huanimarenses

El mensaje hacia mis hermanos Huanimarenses seria, que no dejen de luchar, no dejen de apoyar a sus hijos, padres, hermanos, demos más herramientas a las generaciones futuras para sobresalir en la sociedad en la que vivimos, apoyemos a la educación que es la base del tejido social, eduquemos tanto en la escuela como en casa, y vivir en armonía.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba