El novato del 73: “El tigre vengador”

Don Juvel González Casas, fue un afamado luchador del municipio de Celaya, el cual presentó un papel muy especial y con muchos recuerdos en el bando de los técnicos por más de 8 años


“El tigre vengador”, Juvel González Casas. Foto por Francisco Somoza

Irapuato, Guanajuato.- Juvel González Casas de 74 años de edad, llamado como “el novato del 73” y dentro de la lucha conocido como “El tigre vengador” fue luchador por 8 años y recorrió todo el estado incursionando en el mundo de la lucha dentro del bando técnico.

Don Juvel, ha realizado muchas actividades en toda su vida y ha tenido muchos trabajos, pero una de las épocas que más disfruto, fue en la lucha.

“Alcance mi mayor meta como luchador en Celaya, como dicen ‘nadie es profeta en su tierra’, aquí en Irapuato, yo era uno del montón y en Celaya fui el ídolo, inclusive me nombraron ‘el novato de 74’ y para mí fue una época maravillosa”, externó

El irapuatense vivió todo tipo de momentos dentro de su papel de “El Tigre Vengador”, momentos que se le quedaron muy marcados.

“Una anécdota que se me quedo muy marcada cuando fui luchador, fue que en una ocasión en la Arena Irapuato, yo estaba de suplente de cualquier luchador, yo estaba por si faltaba uno, uno de los encargados me metió a un vestidor, de esos que improvisaban en la arena, cuando entro al vestidor me doy cuenta que estaba el mismísimo Santo enmascarado de plata, le digo, – ¡Que tal señor, buenas tardes!-, no me contestó, él estaba sentado, viendo al techo, como pensando y no me contestó y para sacar yo platica le digo, -¡Señor, la arena esta que revienta, hay mucha gente!- y ni volteo a verme, después saco sus zapatillas y empezó a pintarlas de plateado, ya lo llaman a él y yo sigo impresionado con la presencia de él y le digo -¡Suerte señor!- y jamás me contesto, fue algo que se me quedo muy marcado, ver a uno de mis ídolos y que me haya ignorado, completamente”, dijo.

Don Juvel, dentro de este medio conoció a “La Sombra Vengadora”, y a otros luchadores como “Panamá Panter” y los “Cadáveres de México”, entre muchos otros.

Al luchador que más admiraba era a “Black Shadow”, siempre fue su más grande seguidor y hasta llego a imitar sus movimientos.

Dentro de todos sus trabajos y actividades, una de las más importantes fue que Don Juvel, fue parte del cuerpo de bomberos y voluntarios de Irapuato, siendo una época que también recuerda con mucho cariño.

Desde el año 2000, Don Juvel, puso una carpintera en la colonia la Purísima del Jardín y ahora vive de esa actividad, por su gusto y conocimiento de trabajar con madera.

“La carpintería yo la aprendí por mi cuenta, estudiando en los libros, casi nunca estuve en talleres, sino que en los libros me asesoraba, fui puliendo mi trabajo haciendo lucir los detalles”, explicó.

Hoy en día el afamado “Tigre Vengador”, tiene una vida muy feliz, que disfruta a lado de su familia entera, amigos y su trabajo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button