El mayor de los retos

Esto quizá sea por mucho, la más grande prueba que a todos nos ha tocado vivir, ahora depende de nosotros si aprendemos tan dura lección o no...

Por Alice Juárez | Redacciones y Reflexiones.

Y de pronto se presenta un enorme reto, dejando de lado condiciones sociales, genero, edad, continentes y países sin excepciones.

Nadie pudo prever si quiera la magnitud del problema que se ocasionaría debido a esto, solo se presentó como se han presentado a lo largo de la historia de la humanidad, infinidad de situaciones en diferentes épocas que generaron de pronto caos y conllevaron a cambios radicales tanto positivos como negativos.

Opiniones escuchamos muchas, de todo tipo, en todos los medios; noticias aquí y allá, sensacionalistas y más que alarmantes que han logrado llenarnos de miedo paralizante, del pánico que nos causa un futuro incierto y de esa sensación de desamparo que nos lleva a perder toda esperanza.

De ninguna manera desconocemos que la actual situación es muy complicada y que a muchos nos ha llevado al límite en casi todos aspectos conforme nos ha tocado vivirlo. No minimizamos los daños causados, las ausencias tan sentidas de muchos de nuestros seres queridos y conocidos jamás podrán ser remplazadas, ni los vacíos llenados.

Y aunque es cierto que esta prueba que nos ha puesto la vida ha logrado que en muchos aflore lo negativo, somos muchos más quienes hemos tenido que sacar fuerzas de donde no las teníamos, hemos encontrado en nosotros talentos que no había sido necesario desarrollar, hemos echado mano del ingenio y la creatividad que nos caracteriza inventando y reinventándonos día tras día desde que comenzó todo.

Resulta tan inverosímil que algo negativo a tal magnitud, nos haya venido a recordar algo tan básico como lo es la higiene,  los buenos hábitos de salud, que nos obligue a cuidarnos por amor no solo a nosotros mismos sino también a los demás; que haya venido a recordarnos lo increíble que es reunirnos con la familia con amigos, lo hermosas y reconfortantes que resultan las manifestaciones de cariño y amor teniéndonos cerca, a darle valor a todos y cada uno de quienes nos rodean y agradecer un hecho que nos resultaba tan simple como el tener un empleo y por ende contar con un sustento diario para nuestra familia.

Este reto nos está requiriendo un poco más de esfuerzo, un poco más de corazón en todo lo que hacemos y mucha más de constancia en cuanto a extremar cuidados, pero también nos requiere seguir siendo fuertes como hasta ahora ante esta difícil situación tratando de mantenernos ecuánimes y con una actitud positiva.

Este quizá sea por mucho, la más grande prueba que a todos nos ha tocado vivir, ahora depende de nosotros si aprendemos tan dura lección o no, y no dejar que vengan cosas peores para seguir aprendiendo a ser mejores, y justamente ser mejores en todos los sentidos, ¡querido amigo y amiga es el mayor de los retos!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba