El jinete petrificado, leyenda de Las Veredas en Pénjamo 

 

Pénjamo, Guanajuato

En el municipio de Pénjamo se ubica una comunidad llamada Las Veredas, y según cuenta la leyenda que en el lugar se reunían un grupo de amigos para convivir, beber y jugar baraja, no había una reunión en la que los amigos no se carcajearan derivado  de la conversación  que tenían entre ellos.

Los amigos acostumbraban a quedarse en el sitio hasta antes del anochecer, sin embargo un día les dio la noche mientras jugaban baraja y al mismo tiempo apostaban un dinero, llegó el momento en que uno de los hombres se quedó sin dinero y decidió realizar otro tipo de apuesta que consistía en montar su caballo hasta las peñas que se encontraban en lo alto de un cerro aledaño a la comunidad, la apuesta del hombre pareció descabellada para sus amigos ya que llegar a lo más alto del cerro era imposible por la vegetación y los reptiles venenosos que habitaban el lugar.

Entonces el hombre montando en su caballo y tomó el camino que según el lo llevaría a lo mas alto del cerro, sus amigos creyeron que no tardaría ni 10 minutos en abandonar la apuesta y regresar con ellos, pero pasaron las horas, incluso llegó el amanecer, el hombre jamás regreso y nunca se supo nada mas de el.

Cuenta la leyenda que actualmente aparece  la figura del hombre en las peñas del cerro montado a caballo, con su rienda, sombrero y las espuelas de sus zapatos,  en las peñas a donde quería llegar para ganar la apuesta.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button