Edith se encuentra estable, la bala pasó de lado a lado

Los estudiantes baleados por la Guardia Nacional al parecer no se quisieron detener

Irapuato, Guanajuato.- Los jóvenes baleados por elementos de la Guardia Nacional, donde uno perdió la vida y una muchacha quedó lesionada, al parecer estuvieron conviviendo en un “saloncito” que les había prestado un profesor.

La joven de nombre Edith también estudiante de la UG, recibió un balazo que le fracturó el hombro, se encuentra estable, según sus familiares.

Ángel Yahel Rangel de la carrera de agronomía fue asesinado de un balazo en la cabeza cuando viajaba junto a otros dos compañeros en una camioneta en la zona de El Copal.

Según algunos testigos la guardia nacional les hizo el alto a los jóvenes cuando en lugar de detenerse comenzaron a huir, acto seguido los uniformados les persiguieron y disparon donde uno de ellos murió, una joven trae un disparo en un hombro y otro resultó ileso.

De acuerdo a los datos de compañeros de los universitarios, habían estado conviviendo, un lugar de los conocidos como “barda”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Verifique también
Close
Back to top button