Diputados priistas piden exclusión de responsabilidad penal la legítima defensa en el domicilio

congreso

Guanajuato, Guanajuato

El Grupo Parlamentario del PRI en el Congreso del Estado de Guanajuato, propuso que sea causa de exclusión de responsabilidad penal la legítima defensa en el domicilio.

Las diputadas y diputados del Partido Revolucionario Institucional, ante el virtual estado de inseguridad al que se enfrenta la población guanajuatense, nos manifestamos en favor de las víctimas del delito, y promovemos una adecuación a la ley en el artículo 34 del Código Penal vigente del Estado de Guanajuato, para quedar como sigue:

ARTICULO 34 Bis.- Se excluye el delito cuando se obre en defensa de bienes jurídicos, propios o ajenos, contra agresión ilegítima, actual o inminente cometida en el interior del domicilio, independientemente de la necesidad razonable de la defensa empleada para repelerla o impedirla.

Así lo dio a conocer el diputado Santiago García López durante su exposición de motivos en Tribuna en la sesión ordinaria, lo anterior en virtud de que un sujeto que comete un delito tiene a su favor la ventaja de actuar con sorpresa, porque solo él sabe el momento en que comete el ataque.

Además de la premeditación alevosa por su modus vivendi y en la mayoría de los casos armado, acompañado y dispuesto a asumir cualquier riesgo a cualquier costo; por lo que la víctima del delito naturalmente se ve debilitado en su defensa a la que simplemente ha sido forzado.

El diputado Santiago García resaltó “Hoy la defensa es una conducta que puede terminar siendo penalmente típica y punible, cometida por reacción de un pasivo al que se le impone la necesidad razonable para resistir una agresión que bien pudiera ser de daño mayúsculo”.

Y dijo “Los guanajuatenses demandamos sentirnos menos vulnerables y más empoderados para defender nuestros bienes jurídicos más caros, invaluables”.

Sobre lo que espera la sociedad de la autoridad resaltó “esperamos nos brinde la seguridad a la que tenemos derecho, pero también requerimos la plenitud del resguardo que nos brinda la intimidad de nuestros hogares y para ello de defendernos cabalmente cuando en dicho espacio de realización y tranquilidad personal y familiar seamos víctimas del delito, sin riesgo de terminar siendo una víctima victimizada”.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba