Dicen que somos culpables, pero no hay condena: Roa Quintero

CARTA DE RECLUCION COLIMA 2

Irapuato, Guanajuato.- Ante la imposibilidad de poder contratar a un abogado particular y la distancia que se ha alargado entre Guanajuato y Colima, los tres integrantes de la familia Roa Quintero, acusados de varios fraudes de vehículos pagados con “cheques de plástico”, cumplieron 4 meses sin que tengan una resolución que los condene o los absuelva de los “últimos” dos procesos que se les imputan.

Ma. Guadalupe Alicia Quintero Domínguez y sus hijos Enrique y Erandi Alicia Roa Quintero, en su estancia en Villa de Álvarez en Colima, podrían pasar las fiesta de navidad encarcelados y con pocas probabilidades que al menos sus familiares los visiten, pues entre Irapuato y el Cereso,  al menos son 7 horas de camino y los avances en la investigación al parecer son muy lentos.

Los indiciados son de Irapuato y ya van a cumplir cuatro años en la cárcel, donde llevan 16 procesos absueltos y faltan dos para quedar en libertad, de los últimos de los que se les acusa ya estaban en la cárcel, cuando se cometieron los fraudes.

Según una entrevista vía telefónica con Erandi Roa, el expediente de su proceso del que se les acusa de defraudar a una persona en Colima, aún no ha sido revisado por un juez y sólo hay constancia de que Javier Álvarez León, que es el subdirector jurídico del Cereso de ese lugar extendió una carta para validar que ahí están recluidos desde el 20 de junio del año 2015.

Dicha carta, de acuerdo a los datos mencionados por Erandi, al menos le ayuda, para que si aparecen más casos de fraudes similares, exista un antecedente, dado que en los últimos procesos los demandantes han presentado situaciones de fraude cuando ellos ya estaban en la cárcel.

Erandi, dijo que es demasiado tiempo para resolver sobre un proceso en el que los acusan del fraude de un vehículo en Colima, cuando ellos ya estaban presos en Guanajuato, detallando “el juez no tuvo tiempo de revisar las pruebas y se decidió revisarlas mediante un proceso, por lo que hasta el momento llevan 4 meses desde que fueron ingresados a este lugar, sin tener una resolución, pues al parecer ningún magistrado ha puesto en evidencia si pudieran quedar libres o tener una condena por el supuesto robo”.

La inculpada, dijo que el abogado de oficio, al parecer ni siquiera ha realizado las acciones correspondientes para ayudarlos, al grado “que ha mentido” en relación a que el encargado de representarlos legalmente puso en evidencia con familiares de Erandi, Enrique y María Quintero Domínguez que los inculpados se habían careado con la persona que los acusa cuando no ha sido cierto, por lo tanto el proceso para al menos saber si son o no culpables tendrá que esperar.

CARTA DE RECLUCION COLIMA

Contexto

El 3 de marzo del año 2012 fueron detenidos Ma. Guadalupe Alicia Quintero Domínguez, sus hijos Enrique Antonio Roa Quintero, Erandi Alicia Roa Quintero, su esposo Enrique Antonio Roa Ordoñez, junto a Ileana Quintero Domínguez, que es su hermana menor, aunque estos dos últimos se encuentran libres debido a que no se les pudo comprobar nada después de la investigación inicial.

De los 17 procesos penales a los que fueron vinculados, hasta este momento sólo faltaba uno por resolver y se encuentra en la sala del juzgado segundo penal de León con expediente 160/2012, donde permanecieron encerrados hasta el 18 de junio desde hace tres años.

Ya apresados, la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato presentó a la familia Roa Quintero ante medios de comunicación como “banda de defraudadores” como parte de un “excelente trabajo de investigación” realizado por parte del Ministerio Público, con publicaciones que se plasmaron en diversos periódicos no sólo de la entidad, sino de otros estados.

Después de varios años en la cárcel a la familia Roa Quintero no se le ha dictado como culpable por falta de pruebas, sin embargo continúan en prisión.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba