De albañil a artesano, don Sergio Ramírez

Originario del estado de Guerrero, Sergio Ramírez ya tiene 25 años viviendo en Pénjamo

De albañil trabajo para Salinas, ahora se dedica a hacer pulseras artesanales. Fotos por Francisco Somoza

Pénjamo Guanajuato.- Originario del estado de Guerrero, Sergio Ramírez ya tiene 25 años viviendo en Pénjamo, aunque los azares de la vida lo hicieron primero recorrer varios estados del país pasando por diferentes empleos.

“Yo trabajé 15 años de albañil en México, estaba a la orden de Carlos Salinas, pero ya después empecé a ser artesano, y de México me moví a Puebla y de Puebla un mayorista me mandó a Oaxaca y me gustó y allá viví como 12 años, conocí todo para Puerto Escondido, Huatulco, Pinotepa, de ahí me fui a Tlaxcala y de ahí a la frontera a Ciudad Juárez, después Rosarito y ya después llegué acá”, dijo Sergio Ramírez.

El hombre de 69 años, asegura que el motivo de llegar a Pénjamo y quedarse fue el visitar a un maestro y sus hijos.

“De aquí es un maestro, entonces una vez lo vine a visitar y le dije que quería conocer el centro y vinimos, y ya fue cuando le dije que me iba a venir para acá a intentarle de lo que saliera. Y ya tengo 25 acá, me establecí porque mis muchachos estudiaban acá la prepa y la universidad, entonces como para moverse a otro lado se necesita más gasto para la renta”, expuso don Sergio.

Las pulseras y todo lo que vende don Sergio es hecho a mano, trabajo netamente artesanal.

Don Sergio tiene un puesto de pulseras llamado “artesanías”, dónde todo lo que trabaja es hecho a mano.

“Yo elaboro todo hecho a mano, lo que la gente me pide yo lo elaboro, tengo rosarios, llaveros, rosarios de piedra, madera, de todo y las pulseras hechas a mano”, comentó don Sergio.

El tiempo en el que tarda don Sergio en hacer una pulsera con nombre es muy repiso, pues va desde los 10 hasta los 20 minutos.

“Cuando es pulsera de un solo nombre tardo como 10 minutos, cuándo son dos pues 20 minutos, todo es hecho a mano, lo que me pide la gente me lo tengo que aventar para ganarme la vida”, expresó el comerciante.

Su negocio le ha ayudado para dar empleo a penjamenses.

“Todos los trabajadores son de acá, pero los turno porque ya son muchos, entonces pues así les hecho la mano a todos, aunque no tenga mucho para pagarles algo va saliendo”, finalizó el comerciante.

El negocio de don Sergio está ubicado a un lado de los portales del centro de dicho municipio.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button