AMLO truena por reportaje sobre la “vida de lujo” de su hijo

"En este gobierno no tienen influencia mis hijos" señaló López Obrador quien se limitó a decir que la esposa de su hijo "al parecer" tiene dinero "pero no tiene nada que ver con el gobierno", y cargó contra MCCI de Claudio X González y Latinus, de Carlos Loret de Mola por la publicación

El presiente Andrés Manuel López Obrador fijó su postura en torno a la “vida de lujo” que lleva su hijo mayor, José Ramón López Beltrán, y que fue exhibida en un reportaje publicado por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y Latinus.

Y aunque el reportaje fue elaborado por Raúl Olmos, Verónica Ayala y Mario Gutiérrez Vega, el mandatario se lanzó contra Claudio X González y Carlos Loret de Mola, este último a quien calificó como “mercenario”.

“Nada más decir: Primero que en este gobierno no tienen influencia mis hijos, no se les da contrato a ningún recomendado, en el asunto del matrimonio pues ahí está complicado meterse. Ellos se casaron y al parecer la señora tiene dinero, pero no tiene nada que ver con el gobierno, ni un contrato, ni una recomendación. No somos iguales”, enfatizó López Obrador.

De acuerdo con el reportaje publicado el fin de semana José Ramón López Beltrán vive en la ciudad de Houston, en el estado de Texas de Estados Unidos y primero habitó junto con su esposa Carolyn Adams –quien se ha desempeñado en la industria petrolera– una residencia propiedad de un ejecutivo de una empresa petrolera que tiene contratos vigentes con Pemex.

Luego ambos se mudaron a una residencia recién construida en la localidad de Cypress, en el condado de Harris, que está a nombre de Carolyn Adams y cuyo valor oscila entre los 13 y 19 millones de pesos.

Al respecto, el presidente aseguró que este caso publicado por MCCI que dirige el empresario Claudio X. González y el portal de noticias Latinus de Carlos Loret de Mola, es una muestra de los ataques de sus adversarios que, aseguró, andan “desesperados”.

“Este fin de semana salió el escándalo de un hijo mío, ya grande y casado, que vivía en una residencia en Houston, queriendo equiparar, como diciendo “son iguales”, “es lo mismo” “¿dónde está la austeridad?”. Carmen Aristegui casi lo comparaba con la Casa blanca (de Enrique Peña Nieto).

Y sin desmentir la información del reportaje, arremetió contra los medios que lo publicaron, en particular contra Loret de Mola, de quien recordó su participación en el montaje del supuesto grupo de secuestradores Los Zodiaco.

“Pero este señor (Carlos) Loret de Mola que es un mercenario hizo un escándalo porque cree que somos iguales, no. Él estaba y sigue estando al servicio de la mafia del poder, fue capaz de participar en un montaje de televisión, de una señora francesa. Era muy amigo de (Genaro) García Luna y desde luego, de (Felipe) Calderón, son de ese equipo.

“Son capaces de inventar cuando el terremoto lo de la niña Frida Sofia, imagínense eso, él inventó, en contubernio de malos funcionarios, que ni siquiera les llamo servidores públicos, de la Secretaría de Marina cuando trabajaba en Televisa y era una potencia, tenía casi de rodillas a casi todos los servidores públicos”, acusó el mandatario.

Luego, dijo que lo que más estima en la vida es su honestidad y que no tiene apego por el dinero y el poder.

“Acerca de nuestra honestidad, repetirles a nuestros adversarios que es lo que estimo más importante en mi vida, que no me importa, ni me interesa el dinero y que tampoco tengo tanto apego por el poder, que el poder solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás”, dijo.

Por ello, señaló que está en contra de la riqueza mal habida y que le molesta la corrupción pero que no está en contra de las personas que amasan su fortuna a través de esfuerzo y sacrificio.

“Entonces vamos adelante con la transformación de México, aunque no les guste a Claudio (X. González), y los que se sentían dueños de México, a la prensa vendida y alquilada y los intelectuales alcahuetes del régimen de corrupción”, sentenció.

Incluso, dijo que siempre tiene presente el caso del expresidente Francisco I. Madero, quien fue denostado por la prensa de ese entonces hasta ser asesinado.

“La prensa lo acabó y por eso también, salió esa expresión de Gustavo Madero, su hermano, que nunca se la perdonaron y por eso lo asesinaron de la forma más cruel, le arrancaron el único ojo que tenía, porque dijo: ‘Le muerden la mano al que les quitó el bozal’. Porque era de lo peor, yo creo que a ningún presidente lo han atacado tanto como a Francisco I. Madero y lo mismo periodistas e intelectuales que luego se volvieron huertistas”, recordó.

“Son experiencias y ¿cómo se resiste a eso? Con el pueblo. El presidente Francisco I. Madero era un hombre bueno, pero no pudo, no quiso, hacer el acuerdo con los campesinos para tener la base social necesaria en una transformación”, indicó.

Por ello, dijo que su gobierno está enfocado en apoyar con recursos públicos a los sectores de la población más vulnerables porque esto es parte “del pacto y acuerdo con el pueblo”, aseveró.

Enseguida, aseguró que, por esta razón, la sociedad respalda a su gobierno y por más ataques de sus adversarios, dijo que tiene el respaldo de la sociedad y asumió el compromiso de nunca traicionar al pueblo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button