De carrerita visité los 7 templos

templo

Por: Erick Pecero

twitter_notus
Irapuato, Guanajuato

Partiendo de la parada de correos en Irapuato, Guanajuato, un sol intenso generaba un calor sofocante, atravesando el estacionamiento que ésta justo enfrente, me disponía a ir a la Catedral para comenzar con mi recorrido a los “Siete Templos”.

Desplazándome a paso veloz, con la boca un poco seca ya llevaba dos minutos desde que comencé mi camino; así que entre, en ese momento ya había comenzado la misa de las doce, aguarde unos pequeños segundos mientras aquel sacerdote daba su sermón a todas las personas ahí congregadas y disfrutaba de una obra del estilo barroco.

Entonces decidí que era tiempo de ir hacía el templo de San José, después de 6 minutos, sin lograr admirar el frente ya que aún se encuentra en remodelación, había algunas personas orando frente aquella lona azul que impedía la visibilidad completa del gran altar, pero al igual que la Catedral de Irapuato, forma parte del llamado turismo religioso.

Cuando salí al compás del organillero que de buena manera me pidió una cooperación a su oficio, a lo que accedí, camine a través de las “refrescantes” fuentes danzarinas que en ese momento su brisa era tan relajante, (aunque tengo duda de la procedencia de sus aguas), así llegue a el Templo del Convento, que aunque se encontraba vacío siempre es bueno ver las maravillas de la arquitectura antigua, justo con 17 minutos ya en el reloj.

Caminando entre maquinaria pesada y una gran área de construcción entre el Templo del Convento y el de la Tercera Orden a donde ahora me disponía a ir; cruzando enormes “cerros de grava” llegué, marcando el reloj 21 minutos y eso que di poco tiempo a observar la infraestructura de cada lugar con sus pilastrones, figuras raras y otros adornos que han perdurado.

Con la luz que entraba a través del techo y sus vitrales, me dirigí al templo de Nuestra Señora de la Soledad con exactamente 31:04 minutos, ya era media hora y solo llevaba cinco templos, así que caminé hasta el templo de Santiaguito, justo detrás de la tienda Del Sol.

Al llegar observé mi reloj, ya marcaba 45 minutos, casi mi labor estaba completa, solo tendría que llegar al último templo, el séptimo, ese era el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, en el que la misa ya había comenzado y se escuchaba desde afuera el sermón del padre, gracias a los altoparlantes colocados a un costado de las puertas, para que todas las personas puedan escucharlo, así fue como terminó este recorrido por siete templos con un tiempo total de 57:38 minutos.

 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button