“Fue horrible”: inundación 1973

Irapuato, Guanajuato.- Félix Fernández fue un irapuatense que le tocó vivir aquella tragedia cuando se reventó la Presa El Conejo el 18 de agosto de 1973. Él describe ese suceso como “horrible”.

“Vivimos una cosa horrible, ¡quién se lo quería esperar!, nadie se lo esperaba, dijo. En ese tiempo él tenía 22 años y se encontraba trabajando en un taller de barnicería, mientras que su familia estaba resguardada en su casa.

Ahí la pasó durante dos días, el sábado y el domingo, en el taller ubicado en la calle Matamoros de la Zona Centro donde el agua subió casi dos metros, contó.

“No se podía hacer nada, si salía uno a la calle pues se ahogaba” y ahí se quedó. Dijo que en ningún momento tuvo miedo porque “estaba seguro, no me ahogaba”.

Sin embargo describe un panorama que “se miraba horrible, no encontraría palabras”, en el que se cayeron casas, murieron animales y hubo ahogados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar