Rinden declaración presuntos asesinos de Tonatiu (video)

tonatiú
Irapuato, Guanajuato.

Los presuntos asesinos del líder juvenil del PRI,  Roberto Tonatiu Hernández Rangel rindieron su declaración este martes para aportar pruebas a su favor, sin embargo quedaron vinculados  a proceso por homicidio y robo calificado.

En la segunda audiencia que se realizó en la Sala Segunda de los Juzgados de Oralidad con sede en Irapuato, los inculpados expusieron sus argumentos ante el Juez José de Jesús Delgado Ojeda, quien determinó que existen elementos para vincular a proceso a los inculpados.

Los presuntos asesinos de Roberto Tonatiu, quien también se desempeñó como asesor del PRI en el Congreso de Estado durante 2 años; Juan Job “N” y Juan de Dios “N” apodados alias el “El Güero” y “El Manotas”, respectivamente, lucieron tranquilos durante el desarrollo de la audiencia, que se extendió por alrededor de 9 horas con intervalos de receso.

Por su parte el personal de la Fiscalía especializada en Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PJGE), planteó ante el juez las pruebas recabadas de testimonios circunstanciales involucrados en los hechos, para que los presuntos asesinos quedaran vinculados a proceso, lo cual al término de la audiencia el Juez lo determinó de esa manera.

La Fiscalía refirió que fueron tres hombres quienes participaron en el homicidio de Roberto Tonatiu, sin embargo, uno se encuentra sin identificar. Según lo informado, fue Juan Job quien disparó el arma y se apoderó de la tarjeta de crédito del occiso, además del automóvil, valuado en 200 mil pesos.

Asimismo, como parte de la carpeta de investigación se encuentra el material fotográfico en el que se presume aparece “El Güero” haciendo disposiciones de dinero en gasolineras y OXXO´s de una tarjeta de crédito perteneciente al ahora occiso, todas durante el día 7 de agosto, así como la ampliación de entrevistas de amigos, familiares y conocidos de Hernández Rangel.

Al momento de rendir su declaración Juan Job “El Güero”, quien vestía una camisa a cuadros amarilla y un pantalón de mezclilla y denotaba un semblante “tranquilo” narró la forma en que se dio su aprehensión por la Policía Ministerial.

Aparentemente fue sacado con violencia de su domicilio, mientras se encontraba durmiendo con su actual pareja y sólo traía vestido un short, fue tapado de la cara con una toalla, recibió amenazas de muerte y presionado para que confesara dónde estaba el carro del occiso, después fue llevado a los separos del Cereso, el día 14 de agosto.

En su turno, el inculpado alias “El Manotas” quien vestía una playera roja, declaró que fue golpeado, sacado a la fuerza de su casa, “encañonaron a mi familia” y lo quisieron hacer firmar “a la fuerza” un documento aceptaba la portación de arma.
“Yo no maté a nadie”, los ministeriales “me hicieron como quisieron”, dijo “El Manotas” quien fue detenido y encarcelado el mismo día que “El Güero”.

Los hechos
El día 6 de agosto Roberto Tonatiu originario y con domicilio en la ciudad de Guanajuato capital, salió de su casa a las 8:00 de la mañana rumbo a su trabajo; a las 5 de la tarde arribó a Irapuato ya que se reuniría con integrantes del grupo “Juntos Podemos” afiliado al PRI, en el restaurante El Sangero, presuntamente con el fin de planear estrategias.

Posteriormente Roberto y sus compañeros se dirigieron al lugar llamado “La Mezcalería” para encontrase con varias amigas, donde convivieron por unas horas.

Alrededor de las 11:30 horas llegaron al bar denominado “El Barezzito” en esta ciudad, que fue el último lugar en donde los acompañantes de Roberto Tonatiu lo vieron con vida.

De acuerdo a lo narrado por la Fiscalía, Roberto salió de dicho bar aproximadamente a las 1:30 horas de la madrugada del 7 de agosto en su auto Toyota, tipo Corola, color gris.

A la salida fue abordado por tres hombres, aunque se desconoce la identidad de uno de ellos, de acuerdo a la PGJE se dio a conocer que el arco telemétrico del Programa Escudo ubicado en Avenida Insurgentes salida a Abasolo captó a aproximadamente a las 2:08 horas del 7 de agosto el paso del vehículo de Roberto Tonatiu.

Durante el tiempo que fue privado de su libertad Roberto Tonatiu fue presuntamente golpeado, despojado de sus pertenencias y asesinado por los inculpados, y lo mataron porque se les “puso bravo”, según el testimonio de la actual pareja de “El Güero”, a quien le confesó su crimen, supuestamente.

Por la mañana del 7 de agosto, el cadáver del líder priista fue hallado sobre la carretera federal 45 México-Ciudad Juárez  en el kilómetro 31+450  del tramo Irapuato-Silao entre las inmediaciones de las comunidades de Aldama y La Hacienda, sobre el pasto silvestre y tierra, se encontraba vestido sólo con pantalón de mezclilla y calcetines, además presentaba señales de tortura y disparos, lo cual le produjo la muerte, de acuerdo al informe pericial.

El proceso de investigación continuará para determinar el veredicto final sobre si los presuntos asesinos son o no son culpables del asesinato del líder priista juvenil, lo cual se dará en un plazo de 4 a 8 meses.

tonatiu (1) tonatiu (2) tonatiu (3) tonatiu (4)

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close