¿Por qué tienes que esperar tiempo para meterte a nadar después de comer? mito, leyenda o realidad

Descubre si es realidad o mito la teoría de que nadar inmediatamente después de comer puede derivar en un ahogamiento

México.- Después de un buen rato de haber nadado o jugado en el agua, te da hambre. Sales del agua y te quieres devorar todo, la botana, la carnita asada, los mariscos, comes y panza llena corazón contento, te diriges a nadar cuando escuchas “No te metas al agua porque acabas de comer, espérate una hora, si no te va a dar un calambre y te vas a ahogar”. Y esa hora es la más lenta de tu vida.

Nadie sabe de qué generación o por qué los padres comenzaron a decirles a sus hijos que esperen una hora después de comer antes de meterse a nadar. Es verdad que durante la digestión se incrementa la circulación hacia el intestino pero la probabilidad de que te ahogues por un calambre es muy poca.

DIFERENCIA DE CANTIDAD Y TIPO DE ALIMENTO ANTES DE NADAR

Existe una diferencia en términos de cantidad, tipo de alimentos ingeridos y el tiempo de digestión. Los carbohidratos simples, como por ejemplo, una bolsa de papás fritas se descompone más rápido que la grasa y proteína de una hamburguesa. Así que, si ingieres una comida pesada, chapotear no representa un problema pero podría ser una buena idea esperar antes de nadar enérgicamente.

LA EXPLICACIÓN CIENTÍFICA

Cuando comemos, nuestro corazón bombea una gran cantidad de sangre a nuestro estómago para llevar a cabo la digestión.

Al momento de comenzar a nadar, la sangre también circula hacia los músculos, y este desvío es lo que podría causar un calambre.

Aunque la explicación suena bastante lógica, no se ha comprobado que esto pueda causar una parálisis del cuerpo que lleve al ahogamiento.

LO RECOMENDABLE ES…

  • Antes de nadar, consume una pequeña colación que te llene de energía, como un plátano o una barra de cereal.
  • A la hora de comer, no consumas alimentos que sabes que te pueden causar molestias estomacales, alimentos con mucha fibra, muy grasosos o picantes.
  • Si sólo vas a chapotear después de comer, no debe causarte ningún problema.
  • Si vas a nadar para hacer ejercicio después de comer, lo recomendable es esperar para que la comida pase a través del estómago.
  • Nadar con el estómago lleno puede incomodar a quien realiza el ejercicio y en algunos casos, puede derivar en el vómito.

Siempre y cuando no planees nadar largas distancias es perfectamente seguro darse un chapuzón tras haber comido.

Por lo tanto, es 100 por ciento mito el hecho de que te puedas ahogar si nadas después de comer. Aunque sigue siendo una excelente manera de mantener a los niños fuera de la alberca si quieres descansar un rato.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar