A Pénjamo le pegaron el corazón y a Abasolo en el orgullo

En Pénjamo inseguridad, en Abasolo inundaciones: al caso “lo mismo”

En Pénjamo ya nadie les cree a las autoridades municipales que hay calma, paz y tranquilidad, por el contrario no hay semana que el municipio aparezca en las noticias locales y nacionales por la muerte de personas supuestamente ligadas al crimen organizado, aunque ese siempre ha sido el título que le han dado las autoridades municipales y estatales.

Ayer mataron el médico Ramiro Montoya, justo frente a la presidencia municipal, ahí donde se pudiera decir que es el corazón del municipio, ya no fue a la cabeza, fue al corazón, ahí donde una persona muere sin poder ser llevada al hospital y no es que sea una noticia trágica es una noticia muy trágica; ya basta de excusas, de estrategias fantasmas, de tratar de tapar con un dedo la verdad y no es que se intente poner en evidencia al gobierno local, como en algunas ocasiones lo han sentido, es simplemente lo que pasa a ojos vistos por los pobladores, que son los que resienten la inseguridad.

Ojala y el remedio no vaya a ser como la respuesta del Director de la CONAGUA, Humberto Navarro de Alba al mencionar en Abasolo que ahora si se va a comprometer a ayudar a las personas anegadas por las inundaciones derivadas del rompimiento río Turbio que este a su vez al parecer ha sido una responsabilidad del gobierno local, estatal y especialmente federal, donde la Comisión Nacional del Agua es la que se encuentra a cargo y que ahora dice a través de su titular que tomarás cartas en el asunto pero después de que pase la tempestad.

Sigue la columna El Columpio

Acerca del autor

Comentarios de Facebook

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Priistas o panistas de Irapuato, acopian ayuda, pero se olvidan de donar su “parte”

Irapuato, Guanajuato En el PAN de Irapuato o