Las 4 cárceles de Irapuato

NIR290202-8

Irapuato, Guanajuato.- A largo de la historia en Irapuato han existido cuatro cárceles, ubicadas en el primer cuadro de la ciudad, una de ellas en lo que hoy conocemos como la Plaza de los Fundadores, mientras que la última construida en los años de los 80s, el actual Cereso.

NIR290202-9
Mapa de 1805 (Foto: Museo de la ciudad)

Aunque no se cuenta con muchos datos de la primera cárcel, se sabe que estuvo en un callejón que le decían Basurero de Rainerio y posteriormente Callejón de No Relección, era la única casa y era de dos pisos, en la planta baja estaban los hombres y en el segundo piso las mujeres; la pared pintada decía “Cárcel Real para Mujeres”.

Para el año de 1853 estaban los poderes municipales en una casa llamada Aduana Municipal a un costado del Templo de San José que después fue Cuartel Militar y actualmente la escuela primaria Aguiluchos de Chapultepec.

En 1860 dichos poderes municipales se cambian a la cárcel que fue acondicionada entre la calle del Niñado, que fue conocida como Los Faroles. El Ratón y ahora Lerdo de Tejada y  la otra calle nombrada Concheras, luego El Figaro y ahora Santos Degollado. Ahí hubo aproximadamente 100 presos.

Fotos: (Izquierda) Teatro de la Comedia (Derecha) Cárcel en la actual Plaza de Los Fundadores.

Por orden del presidente municipal José Arrollo Chagollán (1940-1941) ordenó acondicionar como cárcel las ruinas de lo que sería el “Teatro de la Comedia” que se ubicaba en las calles de La Enseñanza ahora Fernando Dávila y en la calle de la Herradura, después Díaz Mirón y ahora avenida Revolución  donde se concentraban las oficinas de Tránsito, la Comandancia y la cárcel para mujeres. Luego Martin Zuloaga Vargas (1942-1943) la mandó derrumbar para que posteriormente se hiciera el Mercado Central.

Sería en ese lugar, donde actualmente se ubica la Plaza de los Fundadores que fue mandada a construir bajo la Presidencia Municipal de Sebastián Martínez Castro en 1984. Esta plaza en donde se plasma la historia del que hacer del hombre irapuatense a lo largo de siete siglos de permanencia, a través de las artes contemporáneas.

NIR290202-6
Plaza de Los Fundadores

Martínez Castro fue quien ordenó también hacer una nueva cárcel en la calle Teresa Vara a la que llamó el Cereso, donde hoy  se encuentra Tránsito Municipal, Inspección de Policía, la Comandancia y Juzgados y el Ministerio Público.

Fotos: Traslado de reos al actual Cereso de Irapuato (Imágenes del Museo de la Ciudad)

Datos curiosos

Según la crónica Miguel Hidalgo y Costilla probablemente liberó a los presos de la Cárcel Real el día 26 de septiembre de 1810, en la ciudad de Irapuato, después del Grito de la Independencia como una forma de invitarlos a unirse a su movimiento de libertad.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar