La leyenda del eclipse

Por: MakaBrown

Hay una leyenda, en un lugar del universo, en el que las generaciones pasadas, cuentan que un principiante en brujería estaba enamorado de una bella hechicera.

En aquel entonces el joven era apenas un aprendiz. Él quería conquistar su amor, pero los poderes sobrenaturales de ella, la hacían intocable. No lo tomaba en cuenta, vivía en otro mundo, en otro viaje.

Cierto día… o mejor dicho, cierta noche, él le solicitó a los dioses del universo y a todos los poderes de la naturaleza que ayudarán a conseguir aunque sólo fuera por un instante, que siquiera lo volteara a ver, pedir un roce entre sus cuerpos era algo supremo, algo para verdaderos maestros, no para principiantes.

Inesperadamente los dioses del universo lo citaron en un lugar de la galaxia. La sesión duró varios años luz, era una capacitación férrea, en donde le dieron a conocer los secretos mejor guardados entre los sabios. Le prometieron otorgarle poderes especiales, que tenían reservados para un ser especial. El objetivo era que la podría volver a ver, y ella lo haría por primera ocasión.

Había una condición, a ella la convirtieron en luna… y a él en sol. Girarían por la eternidad, sin poder encontrarse.

Él protestó, les dijo a los dioses del universo que era la mayor injusticia de todos los tiempos. Entonces decidieron hacer una asamblea extraordinaria para crear una excepción. Resolvieron que iban a hacer posible el modo de que pudiesen encontrarse frente a frente, cíclicamente, en base a los tiempos de la naturaleza. Y crearon los eclipses.

Han pasado millones de años, aquel aprendiz hoy es un maestro en brujería. Él y la hechicera saben perfectamente que existen, y para que el mundo siga girando, es necesaria la presencia de los dos. Ellos viven una danza eterna, girando y rotando. Se encuentran de vez en cuando, al hacerlo las noches se convierten en día y los días en oscuridad, y los dioses desde lo más alto de los cielos los observan fundirse en un eclipse de amor.

Comentarios - Utiliza tu cuenta de Facebook

También te puede interesar

Andrea, la misteriosa estudiante de la biblioteca (cuento)

Lo que a continuación les narraré, es sólo