La creadora de Angry Birds salió a la bolsa y vale u$s 1060 millones

El estudio finlandés que creó el famoso videojuego Angry Birds comenzará a operar hoy en la Bolsa de Helsinki, Finlandia. Ayer, el desarrollador de videojuegos Rovio Entertainment Ltd. fijó el precio de su Oferta Pública Inicial (OPI) en 11,50 euros (u$s 13,55), es decir, en el tope superior del rango que se había establecido entre 10,25 y 11,50 euros. Así, el valor de mercado llegó a 896 millones de euros (u$s 1060 millones).

Rovio vendió nuevas acciones por 30 millones de euros, mientras que sus actuales accionistas vendieron papeles por alrededor del 58% de la compañía (unos 458 millones de euros). La firma tecnológica sostuvo que hubo fuerte demanda y que la OPI estuvo varias veces sobresuscripta. Kati Levoranta, su CEO, afirmó: “Estamos extremadamente contentos y orgullosos del gran interés hacia la OPI de Rovio, tanto por parte de los inversores finlandeses como internacionales”.

En referencia al dinero obtenido, el presidente de la firma, Mika Ihamuotila comentó que los ingresos “serán usados para respaldar la estrategia de crecimiento”. Y agregó: “También creemos que la salida a bolsa fortalecerá el reconocimiento de la marca (…) y, por lo tanto, la competitividad de Rovio”.

Luego del lanzamiento del juego original de Angry Birds en 2009, cuya aplicación alcanzó los 3700 millones de descargas, Rovio creció rápidamente. Sin embargo, la compañía tardó en responder al cambio en la industria, que se movió hacia aplicaciones gratuitas que generan ingresos por compras dentro del mismo juego. En consecuencia, en 2015 la empresa reportó pérdidas y recortó una tercera parte de su personal. Actualmente, las ventas se están recuperando luego de que el año pasado se estrenara la película 3D “Angry Birds”, a la que se sumaron nuevos juegos. En el primer semestre de 2017, las ventas casi duplicaron a las del mismo período de 2016, al alcanzar los 153 millones de euros, mientras que la ganancia estructural creció a 42 millones de euros desde 11 millones de euros un año antes.

La salida a Bolsa de Rovio es otro intento de atraer el interés de los inversores hacia las compañías de juegos móviles. En el pasado, a muchas de las empresas de más alto perfil dentro del rubro les costó mantener el éxito del primer momento y crear nuevos productos que generen el mismo interés. Ese fue el caso de Zynga, la creadora de FarmVille, que vale ahora un tercio de lo que costaba cuando apareció en la bolsa, en 2011. Algo similar pasó con King Digital, que dio vida a Candy Crush Saga, que empezó a cotizar en bolsa en 2014, pero se vendió un año más tarde a un productor tradicional de juegos. Al respecto, Kati Levoranta señaló: “Se espera que el mercado de juegos móviles crezca rápidamente y nosotros estamos bien posicionados para tomar ventaja de ese crecimiento. La OPI es un paso importante para llevar a Rovio a ser todavía más fuerte en la industria del entretenimiento basada en juegos”.

Comentarios - Utiliza tu cuenta de Facebook

También te puede interesar

Afores ahora desde el celular

A partir de enero de 2018, los mexicanos