Investigador UG rescata tradiciones del pueblo chichimeca

Celaya, Gto.- Los Chichimecas Jonaz utilizan la palabra úza “indio”, y su plural ézar “indios”, para referirse a sí mismos y a cualquier persona indígena. Sólo al hablar español emplean, para autonombrarse, las palabras chichimeca.

Sobre este grupo étnico en “extinción lenta”, formado tan solo por 10 mil, indígenas chichimecas, escribió el Dr. Luis Enrique Ferro Vidal la obra a la que llamó “Simbiosis Guadalupana. Historia e Imagen Sagrada en el Mundo Ezar”.

A la comunidad conocida como Rancho Uza (rancho indígena) o Misión Chichimeca, asentada en el municipio de San Luis de la Paz, llegó el doctor Ferro acompañado de familiares y autoridades de la Universidad de Guanajuato (UG), a presentar el libro que rescata las costumbres y tradiciones de este grupo étnico.

Lo acompañaron el Delegado de la comunidad, Javier Hugo García Morales quien agradeció la realización del libro y Aurelio Quevedo Torres, integrante del grupo étnico, quien recordó que es el último grupo que queda de chichimecas Jonaz “somos pocos, pero aquí estamos todavía; gracias por habernos tomado en cuenta y por voltear a esta comunidad”, dijo.

Por su parte, la Dra. Miriam Reyes Tovar, Coordinadora de la Maestría de Estudios Sociales y Culturales, del Campus Celaya-Salvatierra, expresó que más que un trabajo académico, el libro representa una forma de perdurar más allá del tiempo y unir el pasado y el presente y a la comunidad con la Universidad.

En el libro, dijo, “se suma el esfuerzo antropológico para acercarnos y conocer las expresiones culturales de un grupo, y dar fe de sus formas de vida y tradiciones”.

El Dr. Luis Enrique Ferro, Profesor de Tiempo Completo del Campus Celaya-Salvatierra, al presentar el libro de su autoría reconoció que “de este grupo debemos aprender muchas cosas y reconocer otras más, porque siempre fue identificado por su fiereza y su entrega en la defensa de su territorio y su nación, buenos con el arco y con una mirada de águila que hizo temblar a los conquistadores españoles y otros grupos indígenas que nunca pudieron conquistarlos”.

Y agregó: “esa es la esencia ezar, resistir y seguir resistiendo por vivir en un mundo que los niega y que les niega la oportunidad de ser como cualquiera de nosotros”.

“Probablemente queden vestigios étnicos en otros puntos del país, pero el grupo reconocido como los últimos chichimecas, viven aquí, en el antiguo valle de Juagué-nandé, hoy municipio de San Luis de la Paz, Guanajuato”, dijo el Lic. Ricardo Lira Montalvo, Director para el Estado de Guanajuato de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, quien estuvo presente en la presentación del libro.

Por su parte, el Dr. Mario Jesús Aguilar Camacho, Director del Departamento de Estudios Culturales, Demográficos y Políticos del Campus, hizo un retrato del contenido de la obra; habló de la noble fuerza chichimeca, sus fiestas y organización política y familiar, de su ritualidad y religiosidad en torno a la imagen de la Virgen de Guadalupe, a quien festejan el día 11 de diciembre.

Asistieron a la presentación del libro el párroco de la comunidad, José Jesús Ramírez Torres, el profesor comunitario y miembros de la comunidad ezar, quienes recibieron 150 ejemplares de parte del autor.

Al hacer entrega del libro a los miembros de la comunidad chichimeca, el doctor Ferro, expresó su reconocimiento y admiración al grupo ezar por su “noble fuerza que enseña a jamás dejarse conquistar”.

La obra del Doctor Ferro fue dictaminada y decretada por el Jurado del Premio Nacional de Investigación en Cultura Regional 2008 “Wigberto Jiménez Moreno” y obtuvo la segunda mención honorífica.

 

Acerca del autor

Comentarios de Facebook

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Para 2018 listo el proyecto de zona metropolitana Irapuato – Salamanca

Irapuato, Guanajuato “El dinero se va a etiquetar