El momento de Clío 9

Columnistas Rey David 600 x 400

Yo, como la mayoría de los mexicanos, me molestó súmamente con el trato que se le da a los inmigrantes nacionales en Estados Unidos, pero caí en cuenta que básicamente se les da el mismo trato a los inmigrantes centroamericanos en México, traté de entender este comportamiento sin ser ninguna especie de psicólogo social ni nada que se le parezca, más bien, trate de entenderlo a través de mi trinchera… la historia.

Recordé a Salomé Sepúlveda, una conocida en mis años de estudiante, cuya relación con este tema se entenderá más adelante.

¿Ustedes han oído acerca de la isla de la pasión?, hoy se llama isla Clipperton, a principios del siglo XIX pertenecía a México, pero en esta manía que tuvieron los mexicanos de ese siglo por andar regalando o perdiendo territorio a diestra y siniestra, pasó a manos de los franceses de la noche a la mañana en 1931. Bueno, esta isla hoy deshabitada, en algún momento no lo estuvo, y se dedicaba a la producción de guamo, que se usa básicamente como fertilizante  y fue gobernada por un personaje llamado Victoriano Álvarez, enviado de Porfirio Díaz, que se proclamo rey del lugar, y realizó un sinfín de abusos con los pocos habitantes de la isla que intentaban escapar de ahí a como diera lugar porque además de inhóspita la isla estaba mal gobernada.

Una pareja que logró escapar de la isla se estableció en un pequeño municipio de Guanajuato y fueron, con el paso del tiempo, los abuelos de Salomé Sepúlveda.

Salomé era una chica que no deslumbraba por su belleza pero que tampoco era que nadie se le acercara, el problema más grande que tenía Salomé en cuestión de amores es que a ella le gustaban los hombres de una piel morena y en ocasiones muy morena, lo cual era inaceptable en su hogar, ¿por qué? se preguntará usted, simple, los abuelos de Salomé huyeron de Clipperton por que el gobernador Alvares abusó a su abuela, lo cual provocó un resentimiento y un rechazo total a las personas con piel morena, que era la misma piel de Álvarez, es decir Salomé  podía llegar con Will Smith por novio y su familia lo rechazaría por completo.

Y pasa algo similar con los migrantes, los abuelos de Salomé escaparon de la isla porque no era su casa, se sentían atropellados por una fuerza superior que hacia lo que quería con ellos, en el caso de los centroamericanos, los mexicanos somos esa fuerza superior, y claro al sentirnos en riesgo, rechazamos todo lo que tenga que ver con ellos, tal como los abuelos de Salomé rechazaban a sus pretendientes. Al final Álvarez murió sólo, abandonado y asesinado por las personas a las que sometía… no esperemos a terminar en ese final como nación.

Tal vez te interese...

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close