De ayudar en el asilo a vivir en él

Abasolo, Guanajuato.- Luz Maria del Monte López de 85 años de edad es una de las inquilinas del asilo de ancianos del municipio de Abasolo. Ella trabajaba como enfermera en el centro de salud, después de años de estar laborando en este sitio se tuvo que jubilar, años más tarde sufrió una caída la cual hizo que la operaran, cómo no tenía quien la cuidara, pidió que la llevaran al asilo.

Ella era voluntaria y alimentaba a las personas del anciano pues formaba parte de las bicentinas, por esta razón es que confío en ir a vivir a este lugar.

Estudió y vivió en Irapuato guanajuato en su infancia, esto por decisión de su madre, quien estando solo la crió y la impulsó para seguir preparándose. Pues su padre nunca vivió con ella y sus 6 hermanos.  

Desde muy chica fue una mujer que no salía mucho, pues empezó a trabajar desde muy pequeña para ayudar a la economía de su familia. 

Cuando tenía al rededor de 20 años ella trabajaba en una panadería, un día le hicieron la invitación para que se integrara al centro de salud, lo que la animó fue que de ahí mismo la mandarían a prepararse, tendría un mejor sueldo y menos horas de trabajo, de esta manera le comenzó a interesar la enfermería.

Al casi no tener permisos para salir y por la mala vida que le dió su padre a su madre, decidió no casarse. Por esto, ella se quedó a vivir en casa de su madre. Su hogar al irse ella al asilo, quedó solo y su media hermana se apropió de él. 

La mujer solo espera poder recuperarse  de su pierna para volver a su vivienda y poder realizar actividades por sí sola.

 

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close