julio 23, 2018 Guanajuato17°C
D´Vinci2 junio, 2018
ratoncito.jpg

Por: MakaBrown

La “Chikis” era una mínima joven, pero “en edad de merecer”.  Y eso lo sabía perfectamente “El Negro”. Todas las noches la acechaba esperando el momento exacto para declararle su amor. Y con mayor razón, ya que no había más gatos por el barrio, podría decirse que era el gato macho alpha, líder de la colonia… el único. Y al no haber más competencia, la “Chikis” pronto caería en sus garras.

La “Chikis” no era una gata normal. Pasar tanto tiempo junto a la ventana, observando a los perros callejeros y esperando la visita de su amado, consiguieron dos cosas. Una, que gruñía como si fuera un perro, de hecho, solamente le faltaba ladrar. Y por otra, hacerla una eterna enamorada.

La luz del sol le calaba en sus pupilas que se dilataban y no podía dormir sus dieciocho horas de ley. Un día, la Chikis veía videos de los avestruces, y desde ese momento, cubría su cara, echándola hacia abajo, cubierta por sus patas, como si estuviese rezando, para que no le molestara la luz y poder dormir tranquilamente.

Una tarde cualquiera, a un pequeño ratón se le ocurrió meterse a la casa. ¡No lo hubiera hecho!. La Chikis sacó su instinto de cazadora y el pobre ratón llegó hasta el fondo de su panza.

La niña aquella, de nueve años la regañó. ¡”Chikis”, te comiste el ratón!, ahora cómo lo vas a sacar. Lo que no sabía la niña era que “El Negro” ya había hecho de las suyas. La panza de la Chikis creció tanto como sus tetitas. Parecía que iba a explotar.

Con este calor, la pequeña minina simplemente no se hallaba. Se acostaba en el fresco suelo esperando explotar. La niña le preguntó a su mamá que si la gata tendría gatitos… Buscó en YouTube “Música relajante para gatitas embarazadas” y le puso los audífonos.

Luego de un rato…. la gata explotó. Tuvo cuatro… ¡ratoncitos!

-¡Te lo dije “Chikis”, te lo dije!. Era un ratoncito negro (como su padre), uno blanco con negro (como su madre) y dos blancos que nunca se supo de dónde… tal vez de los abuelos.

Pasaron los días y los ratoncitos comenzaron a abrir sus ojos. Las orejas redondas se hicieron en forma de triángulo y … comenzaron a convertirse en lindos gatitos.

Desde ese día, la niña sabe que las gatas tienen que comer ratoncitos, y que con los días se van convirtiendo en bellos gatitos.

 

 

 

D´Vinci14 marzo, 2018
MAKABROWN.jpg
Nota importante: Todos los personajes de esta y las demás historias son ficticios, producto de la mente del autor. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. MakaBrown

¿Ya pasaron los niños vendiendo leña?, nos preguntó nuestro vecino temporal en el cerro.

No, respondimos… de haber sabido nos hubiéramos ahorrado los arañazos.

Eran las dos de la mañana. El clima estaba templado y las cervezas apenas y nos caían bien en la oscuridad de la noche. Cientos de casas de campaña se iban instalando a la orilla del camino de terracería por donde veríamos en primera fila la velocidad de los autos del rally.

Había todo tipo de vehículos que llegaban rápidamente, como si se tratasen de los mismos pilotos que competirían. Algunos bajo los influjos del alcohol, otros en un ambiente familiar.  Algunos caminaban con lámpara en mano buscando la mejor zona (y sin tanta piedra) para instalarse y descansar un rato.

Nosotros llegamos temprano, precisamente para escoger una buena posición. La verdad, rezamos porque no nos tocará a nuestro lado algún grupito de escandalosos. Tuvimos suerte. Del lado izquierdo una familia. Del lado derecho un par de jóvenes, tranquilos, buena onda que venían a disfrutar del evento.

Llevábamos de todo un poco, lo que sí se nos olvidó fue el machete. La familia de al lado nos prestó el suyo y fuimos a la búsqueda de leña. No había mucho que escoger en esa parte desértica del cerro. Si acaso unos cuantos huizaches secos con los que nos espinamos por la desesperación de que no había ninguna rama seca.

Cuando los chavos de al lado se acomodaron con sus cosas, lo primero que nos preguntaron era que si ya habían pasado unos niños.

-¿Ya pasaron los niños vendiendo leña?, nos preguntó nuestro vecino temporal en el cerro.

-No, respondimos… de haber sabido nos hubiéramos ahorrado los arañazos.

Hicimos la fogata con lo poco que encontramos y con algo de carbón que llevábamos. Nos pidieron que sí podían asar su arrachera en la parrilla, a lo que asentimos.

Perdimos la cuenta de las cervezas… y todo mundo se fue a dormir. Me quedé despierto toda la noche, viendo las estrellas. Pareciera muy romántico, pero la verdad era que con lo limpio del cielo, tenía años que no las veía de ese modo.

Empezaba a cabecear un poco, mientras las brasas en el suelo me susurraban que en poco tiempo se extinguirían.

-¿No compra leña?

Pensé que estaba soñando, pero a mi lado tenía a dos pequeños niños, tendrían unos ocho años a lo mucho.

-¡Niños!, les dije. Me asustaron. Los estuvimos esperando todo este rato.

-¿Necesita un poco de luz?, me dijeron aquellos pequeños.

Se veían cansados y con las caritas tristes y polvorientas.

-Claro, …déjenme toda. Cada uno traía en su espalda tres troncos medianos. Les ayude a quitárselos.

-¿Ya cenaron?, les pregunté.

-Gracias… mejor si nos regala un poco de agua.

Tomé un par de desechables y una garrafa de la hielera. Su sonrisa se les iluminó al tiempo que la llama de la fogata volvía a iluminar la oscuridad. Tomé mi cartera y saqué un par de billetes.

-Muchas gracias por todo… me dijeron mientras se perdían en la oscuridad.

Cuando empezaba a amanecer, aquellos troncos seguían encendidos. Todos me preguntaban que dónde los había obtenido. Les conté la historia de los niños. Pero… algo raro estaba pasando, pues me veían de un modo extraño.

-¡En serio… eran dos niños!, les compré toda la leña que traían. El sol ya dejaba ver sus primeros rayos.

Un policía que se encontraba cerca para dar seguridad al evento me alcanzo a escuchar.

-Amigo… eso no es posible.

-Por qué no oficial, le pregunté.

-Aquí no hay niños vendiendo nada. Por seguridad esta estrictamente prohibido que menores de edad vendan leña.

-Pero eso es injusto, le reclamé al policía, además, es necesario… es un servicio, no hacían nada malo.

-Amigo… (me dijo en otro tono el poli) el año pasado murieron precisamente en este lugar dos niños de ocho y nueve años. Vendían leña. Nadie supo que les pasó. Los encontraron tirados con sus caritas llenas de tierra. Por eso se decidió que los menores no podían comercializar nada… ni siquiera leña.

El primer auto pasó a tal velocidad, que no pude ni siquiera verlo. Mi mente estaba en la luz de la fogata. En la luz de la montaña y en las caritas de ese par de niños fantasma.

Esaú González13 marzo, 2018
Policía-Militar-12-1280x853.jpg

Guanajuato, Guanajuato

La aclamada llegada de la Policía Militar, en su momento la gendarmería o bien el programa Escudo en Guanajuato parecen no dar resultados, ni siquiera funcionar, pues a cualquier hora del día y en cualquier punto se cometen homicidios, asaltos, secuestros y la respuesta es: nula.

En Guanajuato no hay autoridad que pueda revertir el efecto “nido de cucaracha” por llamarlo así, pues hace años se decía que los muertos y delincuentes venían de Michoacán u otros Estados y ahora es al contrario que por ejemplo el Gobienro de Querétaro ya implementa operativos para evitar la entrada de maleantes de Guanajuato a esa entidad.

Ya sea con mando único, militares, ministeriales, policías municipales, federales o el que sea ha podido al menos dar un poco de respiro a la población de Guanajuato que se siente vulnerada en todos los aspectos ligados a la seguridad, ya sea personal, patrimonial económica, entre otras.

Aquí el discurso ya no es creíble y mucho menos las acciones que se han emprendido, ni siquiera las autoridades están seguras o al menos tienen la garantía de usar una arma para defenderse, pues la estrategia de esas personas ligadas a actos delincuenciales son tan rápidas, seguras y certeras en sus ataques que la reacción para apresarlos, contratacarlos o al menos saber que están es tardía.

La pregunta seria ¿Y la famosa policía militar, dónde quedó en Guanajuato?, pues se habló tanto de la llegada de este cuerpo policial que sólo se les ve en algunas plazas comerciales, en retenes de tránsito municipal y algunas veces con policías municipales, pero no se conoce si al menos cuentan con algo llamado reacción inmediata, estrategia militar para tiempos de “guerra” o realmente a qué vienen.

D´Vinci29 enero, 2018
reflexion.jpg

Cierto día frío y lluvioso tres “maistros” albañiles chambiaban en la cimentación de una gran obra. En cierto momento un hombre se acercó a ellos y les preguntó qué hacían.

El primero le respondió: “¿Pos que no ve?, aquí en chinguiza, picando piedra pa´poner la cimentación. Con este friecito ni se puede trabajar a gusto. Ya me duelen los huesos y luego pa´la chingadera que nos pagan”.

El segundo también contestó: “Pues lo bueno es que hay chamba. Aunque de todas maneras el crédito se lo va a lleva el arqui y la administración; pues cuando terminemos, la placota solo traerá sus nombres, y a nosotros ni quien nos pele, y conste que nosotros somos los que nos llevamos la friega”.

El tercero los observaba a unos metros. El agua caía sobre su rostro y con ambas manos sujetaba la pala, sacando tierra de aquel agujero de cimentación.

-“Nosotros, -respondió- hacemos vida. Procuramos salud, y lo más importante ¡aquí nacerán las nuevas generaciones de la ciudad!. Aquí construimos el Hospital Materno más importante de la región. Sé que tal vez no me toque chambiar durante toda la obra, sin embargo, la parte que me corresponde será tan importante como cualquier otra etapa del Hospital. Aquí se escuchará el llanto de los bebés al nacer, la sonrisa de los niños al saber que ya están en este mundo… el saber que están vivos”.

Con esta reflexión empezamos la semana. No importa cuál sea nuestra actividad, nuestra labor en la sociedad, en nuestra ciudad, en nuestro pueblo, en nuestro rancho. Lo importante es saber qué es lo que estamos haciendo, y lo más importante: saber cuál es nuestra misión en la vida, y estar agradecidos por ello.

Soy D´Vinci y espero todos tus comentarios… ¡excelente inicio de semana!.

D´Vinci8 noviembre, 2017
cuentos-dvinci.jpg

Lo que a continuación les narraré, es sólo un cuento. Es parte de la sección de entretenimiento.  No tiene nada que ver con la vida real, y si hubiera algún parecido… es mera coincidencia. Gracias por tu tiempo de lectura.  D´Vinci.

Cuando conseguí trabajo como velador en aquella universidad, mis compañeros me advirtieron que por las noches se escuchaba ruidos extraños en los pasillos y en el interior de los salones, concretamente en la biblioteca.

La verdad yo no creo en fantasmas, bien dicen que mejor hay que temerle a los vivos, porque no falta que te saquen un filero o una fusca. Por si las las moscas siempre cargaba mis “balas frías”, -uno nunca sabe-.  Igual y algún vago se le hace fácil… y pues, ahí sí… ¡con todo!.

Pasaron varias semanas y todo era tranquilidad. Ni ruidos, ni nada. Me la pasaba navegando en el Face, casi no publicaba nada, nomás me la pasaba viendo que subían los demás. Para ponerle sabor al caldo me ponía a ver historias de terror en Youtube, para que tuviera un poco de sabor el caldo. Pero ni así.

Pero las cosas cambiaron. El pasado jueves 2 de noviembre no hubo clases. Y estaba en mi cubículo de seguridad viendo a través de las cámaras.  Todo era tranquilidad. Pero a eso de las tres de la mañana, la cámara cuatro registro movimiento en uno de los pasillos.

Tomé mi lámpara, y mi navaja. Alguien se había metido. En el segundo piso de la nave de la izquierda, alcancé a ver algo subiendo las escaleras.

-¿Quién anda ahí?, grité.

El silencio era inmenso.

-¿Quién anda ahí?, repetí  con mayor fuerza mientras me acercaba a donde iniciaban las escaleras.

No hubo respuesta. Subí los escalones de dos en dos y ví como un alguien que traía una mochila en la espalda se metía en la biblioteca.

Llegue hasta donde estaba el ventanal y ahí estaba una chica sentada con un libro sobre la mesa.

Estaba llorando.

-Me miró con tristeza y me pidió de favor que la dejara estudiar.

¿No sabes qué hora es?, le pregunté, ¿por dónde entraste?-

Por favor, tengo examen mañana en mi última oportunidad. Si lo repruebo me expulsaran de la uni.

Es que no es correcto lo que hiciste. Está prohibido ingresar fuera del horario de clases.

¡Por favor, te lo suplico!, sólo estaré un par de horas.

Está bien, le comenté, pero prométeme que me avisarás cuando te vayas para abrirte la puerta.

¡Gracias, te lo agradezco infinitamente!, aunque… no sé si sea necesario avisarte, no quisiera molestarte.

Me salí de la biblioteca y me escondí cerca del macetero que estaba en el pasillo. Tomé mi celular y saqué algunas fotos de aquella misteriosa estudiante. Era muy joven y muy bella. A pesar de la tristeza que tenía en el rostro, una expresión llena de preocupación y desaliento.

Tomé dos fotos y las subí al Face. Publiqué “Ojala y todos tuvieran el mismo entusiasmo para estudiar”.

Al día siguiente mi compañero de guardia me preguntó qué porque había subido esa foto. Le dije que no tenía nada de malo.

Es que subiste una foto de la biblioteca… vacía. No hay nadie, y se puede malinterpretar por parte de la dirección, como que insinúas que a nadie le interesa estudiar.

Cuando preparaba mis cosas para salir del turno, me mandó llamar la directora. La historia que me contó me dejó helado.

“Se llamaba Andrea. Era una chica muy bonita y muy estudiosa. Pero no podía pasar una materia desde que sus padres se separaron. Se volví triste y distraída. Uno de nuestros guardias la encontró colgada en la biblioteca. Eran las tres de la mañana y en medio del libro dejo una carta: “Perdónenme, sólo quería ser mejor, Andrea”.

Inmediatamente eliminé la foto de mi muro del Face. Cuando vi la galería de imágenes de mi cel ahí estaba, viendo hacia la ventana con una gran sonrisa. Tal vez contenta de habernos acordado de ella en este día de muertos. Descansa en paz Andrea.

Redacción24 octubre, 2017
ejercito_mexicano-4.jpg

Irapuato, Guanajuato

Mientras que elementos del Ejército Mexicano “montaban” retenes en los principales accesos y salidas de Irapuato su presencia al parecer no es suficiente, pues hubo una balacera a un costado de la central de bomberos y otras dos personas asesinadas y sus cuerpos abandonados en una carretera.

A pesar de que se pudo apreciar un aumento en la cantidad de efectivos federales realizando operatividad en el municipio, el tema de inseguridad pareciera que no “guarda respeto” a los militares que dentro de sus estrategias se instalaron en diversos puntos del municipio cuando internamente se protagonizó una balacera a un costado de bomberos.

En está balacera murió  Gerardo Leyva Vázquez alias el ” Botanas “, quien tenia 20 remisiones por diversos delitos entre ellos robo, riña, intoxicasre en la calle y que murió a balazos, luego de que aparentemente los ocupantes de una motocicleta decidieron dispararle a él y a otras dos personas que resultaron heridas.

El detalle aparte del fallecimiento de esta persona y otras dos más halladas a unos metros de la carretera a Salamanca frente a la comunidad de Cuarta Brigada, todo esto en menos de 10 horas y sin que se diera a conocer que hubo detenidos.

La “llegada” de la milicia o el aumento de sus acciones parece no limitar a a delincuencia en el municipio y por el contrario los hechos delincuenciales se generan de manera continua con o sin la presencia de alguna instancia de seguridad municipal, estatal o federal.

D´Vinci18 octubre, 2017
agua-loca-tinaco.jpg

-¡Échate otra we!, me decía el futuro ingeniero químico mientras me daba un vaso con agua de horchata y alcohol del noventa y seis.

Apenas llevaba un vaso pero ya sentía que el piso se me movía. Algunos cantaban, otros discutían, otros estaban en la fogata muy pensativos. Unas chicas bailaban. Se podía respirar un aire de celebración.  Un aire de esperanza. El saber que terminaban su carrera como químicos y como enfermeras hacían que todo fuera felicidad.

No supe exactamente cuánto bebí ( de hecho perdí la cuenta al cuarto trago). Pero de lo que sí me acuerdo fueron de varias imágenes y varias palabras de los egresados.

-Mira mi cabrón… me decía uno de los chavos que traían puesta una bata blanca… bueno, ni tan blanca, porque entre la fiesta, los “autógrafos” y el baile, más bien lo dejamos solamente en “una bata”.

-Mira mi cabrón. Me lo repetía por enésima ocasión  mientras sostenía su vaso con agua loca. Cuando nosotros preparamos el agua –loca-  por cada doscientos litros, le ponemos veinte litros de alcohol, del rojo, ¡no te vayas a confundir puto, con el azul!, porque te quedas ciego, ja,ja,ja,ja, reía tan fuerte que sus carcajadas asustaron a los patos que se encontraban dormidos en la Presa de la Olla, junto al Embarcadero, mejor conocido como “El Embriagadero”.

Agregamos otros diez litros de mezcal, diez de charanda y cinco de vodka. Cuando el preparado es para nosotros, utilizamos los toneles nuevos – señalando los tambos de basura donde el agua ya estaba a la mitad-. Le ponemos el concentrado de horchata con una cuantas latas de leche ¡zas!, canela, un chingo de azúcar… hielos y … ¡Pa´dentro!. No le vayas a decir a nadie que te pasé la recete mi cabrón, porque es receta secreta. Para menearle usamos escobas.

-¿No manches, neta todo eso nos estamos tragando?, le pregunté mientras veía los puntitos de “canela” sobre el agua.

-Simón we. Pero no te asustes, la escoba es nueva. Si es para otras facultades, ¡usamos escobas usadas!, jajajajaja, nuevamente los patos hacían su alboroto ante las tremendas carcajadas.

Brindé con mi amigo de ocasión y me puse a bailar “quebradita” con unas chicas que andaban todavía más ebrias que yo. Apenas y nos podíamos parar, pero las risas, el baile y el cachondeo nos acompañaron por toda la noche.

Casi al amanecer… parecíamos zombies, pero como los buenos bebedores, aguantamos hasta el final. Hasta la cúspide…. Hasta el climax de la fiesta: “La quema de batas”.

Uno a uno fue quemando –literalmente-  su bata en la hoguera, daban gracias a Dios, a sus padres, a sus amigos y compañeros. Un momento indescriptible, el llanto en los ojos de todos los presentes no podía faltar. No había alguno que fuera discreto.

A todo pulmón y con el llanto en el alma, se despedían de su generación. Los nuevos ingenieros en química y los nuevos licenciados en enfermería comenzaban su vida profesional.

Cuatrocientos litros de agua loca. Cuatrocientos litros de llanto. Cuatrocientos litros de felicidad. Dos tambos de doscientos litros cada uno hicieron que ese momento fuera inolvidable. Más allá de los borrachazos, guacareadas, bailongo, presuntos embarazos, raspones… olor a las batas quemadas…

Hoy que leo la nota de unos “niños” que prepararon quinientos litros de “agua loca”, quedé un poco sorprendido, y lo digo por varias cosas: Jamás igualarán el momento, jamás igualaran el objetivo… jamás.

Lo que sí es cierto, es que en cantidad nos ganaron, más no en la calidad de una buena borrachera, con todo el sabor una buena “agua loca”.

 

 

Esaú González28 septiembre, 2017
regidor.jpg

Irapuato, Guanajuato

Al regidor del Partido Verde Ecologista de México, Daniel Ruiz Barragán se le olvidaron sus momentos “mozos” como fotógrafo y como comunicador, pues ahora en su envestidura pública, regañar a un reportero y decirle que estaba muy molesto porque se informó o se inconformó, porque que usualmente no se le encontraba en la presidencia hace parecer igual o peor a esos funcionarios que parecen hechos a mano.

El regidor increpó al reportero Mauricio Coss en la presidencia municipal, este último, fue realizar su trabajo habitual en el cuestionamiento de diversos temas apegadas a su trabajo como periodista y a Ruiz Barragán como regidor del municipio y que si bien es una de sus obligaciones (informar), lo primero que hizo fue hacerle hincapié al comunicador sobre su molestia.

Daniel Ruiz egresado de la carrera de comunicación en la UDL y fotógrafo profesional, antes de ser regidor, le dijo al reportero que estaba bastante molesto, pues no le había parecido una nota en la que se había puesto en evidencia que tanto él como sus compañeros  se la pasaban el la socialite como se expuso en la nota publicada con título —– Regidores y síndicos de Irapuato se la pasan de “socialitos”; sólo “grillan en sesiones- en la que se hacía referencia que difícilmente existía la posibilidad de verlos para cuestionarlos.

En esta ocasión el regidor del verde le quiso dar una clasesitas al reportero y decir que él también es comunicador, que el uso de adjetivos se utilizan en columnas y que por poco y ya no lo iba atender, cosa que podría ocurrir, después de esta publicación, aunque se le olvida que su trabajo no es privado y que hubo una elección en la que una de las premisas es que su sueldo, cargo y acciones que realice o deje de realizar son ciudadanas y no a título personal.

Se le olvido al regidor que si bien se justificó que por su agenda de trabajo es complicado verlo en la presidencia, también se le olvidó que entonces debería de instruir a una secretaría de hablar con la verdad o de plano despedirla si es que sólo sus tareas se centran en negar que uno u otro regidor o síndico están en presidencia.

Daniel Ruiz Ruiz, el licenciado en comunicación cómo él mismo se hace notar, con su frase “hay que tener los pelos e la burra en la mano” diciendo que para publicar hay que contar con información fidedigna, entonces no leyó la nota en la que se dice cuándo, a quién, dónde y cómo se dan detalles de la falta de “asistencia” de regidores y síndicos a la presidencia.

Regidores y síndicos de Irapuato se la pasan de “socialitos”; sólo “grillan en sesiones”

D´Vinci27 agosto, 2017
mi-otro-yo.jpg
-¿Entonces llega un punto en el que puedo conocer mi “Yo” totalmente?, le pregunté.
-Deberías.
– Pensé en un millón de cosas: En mi subconsciente, en mi consciente, en mi pasado, en mi presente, en lo que está por venir, en lo que he realizado y lo que he dejado de hacer.
Pensé en la ventana desconocida de Johari. Pensé en googlearme (pa´ver si encontraba alguna pista). Le eché un ojo a toda la historia de mi muro del feis (y del tuyo que me estás leyendo). Pensé en todo lo que he aprendido de las personas que me he rodeado… y descubrí muchas cosas… Entre otras, que a pesar de ser tan analítico… no termino de comprender el comportamiento humano. A pesar de los ciclos de vida que todos tenemos, a pesar de la repetición de los patrones en nuestros procesos, en nuestra vida diaria. Siempre … o sea siempre… “algo” rompe el espiral que debería tener una continuidad.
Me volví a googlear -pensé, “no vaya a ser la de malas que no me busqué por mis apodos”-… Y nada. Lo que hay en redes… lo que me has dicho, escrito o expresado por cualquier medio… es algo que ya sabía… o creía saber.
Pensé en que si todos estamos “interconectados”, igual y un pedacito de lo que vuela por el aire lo pesco. Algo de ti… algo de todos.
Repasé mi película… com-ple-ti-ta… hasta llegar al día de hoy. De repente me pregunté si estaba haciendo bien o mal las cosas en mi vida. ¿Pero quien sabe en realidad qué es bueno… o qué es malo?. Igual y algo bueno para mi, es algo horrible para ti… y viceversa.
Ni es mi cumpleaños… ni es año nuevo (NI EL ESPERADO 2018)… tal vez por ser un día común tenía que hacer esta reflexión. Sin pretextos. Sin excusas. Y aunque estoy consciente de quien soy… la verdad no estoy seguro si es TODO lo que soy. Por eso tengo una gran duda. Por eso la gran pregunta. ¿Realmente me conozco?. Creo que aún no conozco mis límites. Más bien… estoy seguro que aún no conozco mis limites… porque creo que no tengo. Creo que soy como un ser mutante… que se adapta, cambia, vive y sobrevive bajo cualquier medio en que me desarrollo.
Decir que soy más alto, o más bajo; más fuerte o más débil; más grande o más chico; más poderoso o más equis; más cálido o más frío … tendría que que tener un comparativo… ¿comparado con quien?.
Entonces… cuando llego a un punto en el que creo conocerme… es cuando me doy cuenta que más me desconozco. No debería.
 
(PD. ¡Gracias por tu tiempo de lectura!. Somos un experimento social. Cualquier parecido con la coincidencia, es la mera realidad… no es cierto, es un mero cuento makabroniko). No tardo… voy en busca de mi verdadero “Yo”).
D´Vinci21 agosto, 2017
la-leyenda-del-eclipse.jpg

Por: MakaBrown

Hay una leyenda, en un lugar del universo, en el que las generaciones pasadas, cuentan que un principiante en brujería estaba enamorado de una bella hechicera.

En aquel entonces el joven era apenas un aprendiz. Él quería conquistar su amor, pero los poderes sobrenaturales de ella, la hacían intocable. No lo tomaba en cuenta, vivía en otro mundo, en otro viaje.

Cierto día… o mejor dicho, cierta noche, él le solicitó a los dioses del universo y a todos los poderes de la naturaleza que ayudarán a conseguir aunque sólo fuera por un instante, que siquiera lo volteara a ver, pedir un roce entre sus cuerpos era algo supremo, algo para verdaderos maestros, no para principiantes.

Inesperadamente los dioses del universo lo citaron en un lugar de la galaxia. La sesión duró varios años luz, era una capacitación férrea, en donde le dieron a conocer los secretos mejor guardados entre los sabios. Le prometieron otorgarle poderes especiales, que tenían reservados para un ser especial. El objetivo era que la podría volver a ver, y ella lo haría por primera ocasión.

Había una condición, a ella la convirtieron en luna… y a él en sol. Girarían por la eternidad, sin poder encontrarse.

Él protestó, les dijo a los dioses del universo que era la mayor injusticia de todos los tiempos. Entonces decidieron hacer una asamblea extraordinaria para crear una excepción. Resolvieron que iban a hacer posible el modo de que pudiesen encontrarse frente a frente, cíclicamente, en base a los tiempos de la naturaleza. Y crearon los eclipses.

Han pasado millones de años, aquel aprendiz hoy es un maestro en brujería. Él y la hechicera saben perfectamente que existen, y para que el mundo siga girando, es necesaria la presencia de los dos. Ellos viven una danza eterna, girando y rotando. Se encuentran de vez en cuando, al hacerlo las noches se convierten en día y los días en oscuridad, y los dioses desde lo más alto de los cielos los observan fundirse en un eclipse de amor.

El Columpio5 agosto, 2017
fiesta_jorge_romero.jpg

Irapuato, Guanajuato

La carrera política del PAN en el municipio de Irapuato tiene nombre para diputado local: Jorge Romero con una fiesta de cumpleaños en la que faltaron algunos actores políticos, pero que con los que fueron dejaron entrever que sus relaciones son firmes y consolidadas.

Desde empresarios como Emilio Tome, académicos como José Antonio López Verver de la Universidad Incarnate Word, Eduardo Cortes del Instituto Irapuato, hasta funcionarios o políticos como Luis Enrique Saldaña secretario de seguridad en León o bien Marko Cortes Mendoza coordinador de los diputados federales en el congreso de la unión, acompañaron a Jorge.

“Vengo de decirles que desde el propio Comité Nacional del PAN donde yo estoy, vemos su buen desempeño, su gran personalidad” dijo Marko Cortes Mendoza al momento de enviarle un mensaje a su amigo durante el festejo.

En una fiesta privada que más bien parecía pública, Jorge Romero alcanzó a tener poco entre 400 a 500 personas, algunas de comunidades, del sector campesino, algunos otros como “orejas” de panistas que si bien fueron invitados decidieron no ir.

Entre las carnitas, refrescos, sopa de arroz, salsas y un buen mariachi, la fiesta de Jorge se tornó un tono político “bien encaminado a mostrar músculo”, pues se veían jóvenes y no tan jóvenes arropando al dirigente de Guanajoven en el estado y que en esta ocasión realizó una fiesta por su 31 aniversario.

“Quiero agradecer a todos mis amigos, porque son las personas que soy y como soy; 31 años que se pueden resumir en muchas experiencias en trabajo en sentimientos, pero principalmente se puede resumir en cada una de las personas, la felicidad me llena a mi cuando la comparto con todos mis amigos”, dijo

D´Vinci28 julio, 2017
LA-PRADERA-fantasma.jpg

Después de aquel día en que la comunicación era directa entre Luis y Nelly, todos los días, a la misma hora se hablaban por teléfono. Su amistad fue creciendo llamada tras llamada. Siempre se prometían que pronto se conocerían en persona… era su sueño.

Un chico y una chica que se juraban amor eterno sin ni siquiera conocerse. Estando tan cerca… y tan lejos.

Luego se varios meses, Luis terminó la secundaria y se fue a vivir a Guanajuato capital. Venir a Irapuato para él era algo mágico. Pues aunque podía llamarle a Nelly desde donde se encontraba, prefería volver una y otra vez a aquel teléfono público de La Pradera, en el que con sólo una moneda de un peso podía hablar durante horas con su amada.

Cierto día, Nelly por fin le dio su dirección (por muy obvias razones no las puedo publicar) pero para que tomen como referencia, era a unas casas de la glorietita de La Pradera, muy cerca de donde estaba un taller mecánico en el que se especializaban en la marca VW).  Y tengo que hacer la aclaración de esta parte, porque luego algunos de ustedes pudieran sentirse identificados, incluso ofendidos por creer que hablamos de lo mismo, pero créanme que igual y es mera coincidencia.

Luis fue a la tienda a comprar unos chocolates. Nelly le había comentado que le fascinaban. Bien peinado y perfumado se armó de valor y fue a la casa de Nelly.

Parecía una casa con buen gusto. Tenía macetas con flores coloridas y en la pared una jaula con un par de canarios.

Timbró. “Pero qué estoy haciendo, es una locura”, se decía Luis para sí mismo.

No salía nadie, ni se escuchaba ningún ruido, salvo el de los canarios que aventaban el alpiste.

Volteaba a ver el paquete de chocolates y desesperaba. Por fin la puerta se abrió.

Era una señora de edad avanzada, tal vez unos sesenta o sesenta y cinco años. Se acomodó los lentos y sonrío.

-¿Si joven, qué se le ofrece?

-Di…. Disculpe… ¿estará…estará….. Nelly?

Los pequeños canarios se pusieron muy inquietos, mientras aquel silencio de la señora comenzó a incomodar a Luis.

-¿Nelly…?

– Si… Nelly, es mi amiga. Hablé con ella ayer, le dije que vendría. Soy Luis, su amigo… le puede decir…

La señora se acercó un poco hacia donde estaba Luis, abrió la pequeña rejilla que los separaba.

-Pasa hijo, pasa.

-Luis dudó un momento. “A… aquí la espero gracias”.

– La misteriosa señora entendió la desconfianza de Luis. Tomó su mano y le dijo.

-Nelly no está…

– … puedo regresar después…

-Nelly no está hijo. Nelly no está con nosotros. Le decía con un sollozo a Luis. Sus lágrimas comenzaron a rodar por las arrugas de sus mejillas.

-Hace quince años que partió.

Luis no entendía nada. “Pe.. pero…  ¡acabo de hablar con ella!”.

No hijo. Nelly era muy buena persona, muy alegre y platicadora, de hecho se la pasaba pegada en el teléfono todo el día. Tenía un buen amigo que se llamaba Luis, igual que tú. Un día cayó una tormenta aquí en la ciudad, fue el seis de julio de 1981. Un rayo retumbó por todo Irapuato, cuando miré hacia el sillón de la sala, ahí estaba Nelly, tendida sobre el sillón. Nunca supimos que fue exactamente que pasó, al parecer el rayo entro por el cable y ataque cardiaco terminó con la vida de mi pequeña Nelly.

-Luis quedó pasmado. Inmóvil. Los chocolates cayeron al suelo mientras sollozaba en silencio.

-Del otro lado del teléfono, sólo se escuchaba la voz de un chico que decía “Nelly, sigues ahí, Nelly, amiga… la voz de mi conciencia… estás ahí”.  Luego se colgó la llamada y comenzó la grabación del número equivocado… “Lo sentimos el número que usted marcó, no existe, favor de consultar su directorio”.

 

El Columpio28 julio, 2017
panistas.jpg
Foto tomada en el año 2009 cuando Erandi buscaba ser diputado federal por primera ocasión

Pénjamo, Guanajuato

El aún diputado federal, José Erandi Bermúdez Méndez ya piensa en otro cargo público y lo hace a través de la estructura panista de otros municipios, fuera de Pénjamo, pues en su lugar de origen al parecer no lo quieren. El ya dos veces diputado federal y alcalde, fue el iniciador de una gran deuda que tiene sumido a Pénjamo al menos por tres administraciones si es que no se paga ese dinero que es parte de una ambición “constructor-político” al hacer obra sobre obra, pero sin presupuesto.

Hace unos días, el diputado dijo que no le desagrada la idea de buscar una senaduría y en Pénjamo tampoco lo descartan como aspirante a la alcaldía y tampoco se separa de la idea de ser secretario de gobierno en caso de que llegue a la gubernatura Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, pues como coloquialmente se dice “tiene las manos abiertas pa’lo que le caiga”, la idea es no quedar fuera.

En Pénjamo difícilmente podría ganar una elección interna, pues es de los “panistas” que en una elección se le ve con un grupo y en la siguiente elección con otro, la pregunta será ¿el gobernador Miguel Márquez Márquez ya se le habrá olvidado que hace casi seis años estaba del lado contrario?.

En su municipio al parecer una gran cantidad de panistas no se han olvidado de esas grandes estrategias por las que juega el diputado federal que ahora parece muy amigo de Márquez Márquez o mejor dicho con su equipo y que lo era con Fernando Torres Graciano al que ahora “le da la espalda” y se suma a una coyuntura en la que busca pasar por el filo más mínimo y seguir con una carrera política que le ha dado de comer en la última década sin conocerse otro tipo de inclusiones en el ámbito empresarial o campesino, donde en este último dice ser el vocero del campo, cuando posiblemente no sepa lo que es enlodarse los pies…

D´Vinci27 julio, 2017
chica-fantasma.jpg

(continuación)

La primera voz que escuchó Luis detrás del auricular, lo emocionó tanto que entró en estado de shock. No pasaron más de diez segundos y la lluvia de mentadas y groserías no se hicieron esperar.

“Luis… ching… a tu mad..”

“Luis eres un pendej….”

“Luis, me la mam….”

Y así, una infinidad de mensajes que pusieron a Luis bastante nervioso.

“Este es nuestro chat, sal inmediatamente de aquí, cuélgale cabr…”

Sin embargo, algunas “niñas” se compadecieron del novato interlocutor.

“No les hagas caso Luis, quédate conmigo”

“Tienes una voz muy varonil papi, imagino que eres muy guapo”, decía otra.

Javier estaba que se orinaba de la risa sólo de ver la expresión de Luis. El joven principiante, apenas y alcanzó a colgar el auricular.

-¡Es cierto we, es cierto!, le decía a su amigo Javier.

– Ja, ja, ja reía a pierna suelta. “Te lo dije, te lo dije… no se te ocurrió otra cosa que decir tu verdadero nombre”. Te voy a dar un tip: Solamente se pueden conectar los que viven en ciertas colonias, las que ya descubrí son Los Eucaliptos, Las Rosas, Las Reynas. Comisión y … La Pradera.

– “Es cosa del diablo, mejor olvidémoslo”.

Pero una cosa fue la que le dijo a Javier y otra la que realmente revoloteaba en su imaginación. A pesar de la timidez de Luis, llego a su casa por donde vivía. No pongo la dirección exacta (para no herir sentimientos) pero les puedo asegurar que estaba a tan sólo unos pasos del paso a desnivel que esta por Ejército Nacional…. Muy, muy cerca se donde estaba una famosa fábrica de chocolates.

Enfrente, cruzando Ejército Nacional, había un teléfono público, de esos que aún utilizaban monedas. Luis tenía una moneda de un peso y no dudo en hacer su segunda llamada al número equivocado. Seguramente pensó… “Sigamos con el 6-6-6”.

Del otro lado comenzó la misma grabación… “El número que usted marco, no existe favor de consultar su directorio”.  Ese fue el inicio. Luis se volvió un master de master en el “chat de voz de los 80”. Conoció muchos amigos, muchas amigas… y él sabía que todos vivían por la zona.

Con el paso de los meses, el chat de voz (o la “Línea Maginot” como él la llamaba) se volvió un verdadero vicio… una obsesión…  Un modo diferente de no ser quien eres… y como el número era equivocado, el teléfono nunca se tragaba la moneda. Ese era el truco. Podía estar horas y horas y horas pegado al teléfono sin que se “cortara” la llamada.

Fingía su voz no sólo como el argentino Puppo, sino como niño, niña, chica, telefonista, varón, enojón, angelical. ¡¡¡Podía hacer mil voces!!!. A veces maullaba o ladraba. Sin embargo, terminaba diciendo que era Luis, su verdadero nombre, por lo que se ganó poco a poco el respeto de todos los usuarios de la hot line.

De tanta gente que conoció, había alguien especial: Nelly.

Tenía una voz tan dulce y delicada que sólo de escucharla Luis cimbraba en toda la extensión de la palabra. Se ponía muy “horny” a pesar de las miradas de los transeúntes, o de los que hacía fila para marcar por teléfono. A Luis no le importaba, Nelly era una chica virtual que cumplía con todas sus fantasías.  Nelly era la chica perfecta.

Cierto día, que Luis charlaba con Nelly, se les ocurrió una idea, luego de hablar durante más de cuatro horas, se dieron cuenta que estaban solos en su “sala de chat” o al menos eso parecía.

Nelly… pásame tu número, ya me fastidio la grabacioncita. ¡Porfaaaaaaaa!!!!!!.

Mejor pásame el tuyo, le contestó. Es que… te estoy hablando de un teléfono público. En serio.

¿¿En serio??. ¿¿Llevas parado cuatro horas en la calle pegado al teléfono?, le preguntó Nely.

Si, así es … por ti..  toda la vida.

Y así fue como Nelly se decidió a pasarle su número a Luis de manera “encriptada”, (por si las dudas, igual y alguien más había permanecido en silencio en la hot line).

“Fíjate que tengo cuatro hermanos, y seis mejores amigos. Pero dos de ellos son muy especiales. Uno porque los quiero mucho, y dos porque me encantan sus palabras. Los cuatro hermanos están estudiando dos en la secundaria y otros dos en la prepa…” y así continúo Nelly contando su “historia” mientras Luis no perdía detalle del número 462-112-2… hasta que reunió todos los dígitos completos.

Buenos Nelly, dijo a manera de despedida. Nos estamos hablando, gusto en saludarte y … colgó.  Apretó el botón de la devolución de monedas, la volvió a introducir y marcó el número… “el número acertado” diría él. Cuatro, seis, dos, uno, uno…

-¿Luis?

-¿Nelly?

Jajajajajaja, rieron ambos. ¡¡¡LO LOGRAMOS!!!!, lo logramos, adiós maldita grabación… hasta nunca… reían sin parar….

-¿En serio te llamas Luis?

Luis dudó un poco… ¡¡Claro que me llamo Luis… ¿a poco no te llamas Nelly?

-La verdad sí. Mucho gusto Luis… para ti seré Nelly toda la vida, la voz de tu conciencia.

(esta historia continuará)


Periódico Notus

Notus es una empresa mexicana con presencia en los municipios de Irapuato, Pueblo Nuevo, Cuerámaro, Huanímaro, Pénjamo, Abasolo, Guanajuato y el resto del Estado por medio de corresponsales de noticias, aunado a la presencia otras plataformas ligadas al medio como Notus TV.


CONTACTO

LLÁMANOS



Instagram



Publicidad