Cinco enfermedades comunes en invierno

Invierno es la temporada del año en la que más enfermedades de vías respiratorias se registran, estas se deben a los cambios de temperatura.

Los pequeños del hogar son más propensos a que estas enfermedades los ataquen, pues aun su sistema inmunológico no ha madurado por lo que quedan expuesto que se enfermen gracias al viento, el frío y la lluvia.

Otro de los factores de que logran enfermar a las personas es el frio, pues gracias a este, los cilios (vellos de la nariz), pierden movilidad, lo que permite la entrada de microorganismos y estos a si vez penetran más profundamente en el organismo, además estos no pueden calentar el aire para que llegue a los pulmones a la temperatura adecuada.

Además a estos se les suma la contaminación domiciliaria, provocada por la falta de ventilación, permanecer en lugares cerrados en contacto con otros niños enfermos y los cambios bruscos de temperatura.

Las enfermedades más comunes en estas fechas son:

Gripa o resfriado común: Es una de las enfermedades más comunes en esta temporada, puede durar de tres a cinco días, sus síntomas son: congestión nasal, tos, estornudos, dolor de garganta, fiebre baja, escurrimiento nasal y dolores de cabeza.

Influenza: Comparte muchos síntomas con el resfriado común, pero más intensos, sin embargo, esta tiene un periodo de 10 días.

Neumonía: es una de las que causa mayores ingresos hospitalarios, esta puede ser causada por baterías y virus. Sus síntomas son: fiebre alta, dolor de espalda, tos con secreción, malestar generalizado y en algunas ocasiones dolor de cabeza.

Bronquitis: Consiste en la inflamación de la pared interna de los bronquios, conductos por los cuales pasa el aire, los síntomas de estos son: fiebre, tos persistente con expectoración, cansancio, decaimiento, dolor de pecho y dificultad para respirar.

Faringitis: Consiste en fuerte dolor de garganta, se caracteriza por enrojecimiento en el área de la garganta y llega a causar dolor al tragar. Sus síntomas son: dolor intenso de garganta acompañado por tos, fiebre, dolor de cabeza, muscular y articular y ganglios linfáticos inflamados en el cuello.

Se recomienda acudir al médico si se llegase a presentar alguno de los síntomas de estas enfermedades, pues no es muy recomendable auto medicarse.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close